Medios

LAS TELEVISIONES AUTONÓMICAS SE CONVIERTEN EN UN MODELO OBSOLETO Y DEFICITARIO

Durante las últimas semanas el debate sobre la televisión pública y las autonómicas ha estado presente en todos los medios de comunicación. Y toma aún más fuerza estos días tras darse a conocer los datos económicos del pasado ejercicio. La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca) encabeza la protesta. Este organismo denuncia el enorme gasto público derivado de las subvenciones estatales tanto a TVE como a las cadenas autonómicas.

Las cadenas autonómicas recibieron 1.100 millones en subvenciones en 2008, mientras que RTVE obtuvo una aportación estatal de 570 millones. Un dinero que para muchos no está justificado y que además se despilfarra. Así, las cadenas privadas consideran un abuso que TVE pueda competir con ellas en la compra de derechos de determinadas competiciones deportivas. Igualmente se quejan de sus tarifas publicitarias, pues al disponer de dinero público pueden permitirse subir y bajar los precios a su antojo.

Otra de las críticas emitidas estos días hacía las autonómicas es que se han convertido en instrumentos al servicio del gobierno de turno. Así lo cree Javier Corral, director general de Uteca. “Las usan en su provecho (los gobiernos) y no las pagan de su bolsillo, sino que sale del de los ciudadanos”, afirmaba el representante de las televisiones privadas en La Gaceta de los Negocios.

Pero la mayor preocupación es la económica. Según un estudio publicado por la cadena autonómica de Andalucía, no aceptado por el resto de televisiones, el panorama en términos de coste por habitante al año es el siguiente: los andaluces son los que menos pagan, 22 euros al año. Les siguen los madrileños, que desembolsarían un euro más, 23 euros. El tercer y cuarto puesto lo ocupan catalanes y valencianos, 48 euros. Y quienes más pagarían serían los vascos, 68 euros, según recoge La Gaceta de los Negocios.

El problema es que según un informe elaborado por la consultora Deloitte, las televisiones públicas de las autonomías ingresan menos en publicidad por punto de share que sus rivales privadas. Por lo que necesitan gastar mucho más que ellas para obtener cada punto de audiencia.

Sin embargo, a pesar de la situación económica, en 2009 los gobiernos regionales han aumentado las subvenciones a las cadenas, según informa La Gaceta de los Negocios.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir