líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las 'víctimas' de Murdoch desfilan por los tribunales

JK Rowling ha superado su fobia particular hacia los reflectores y micrófonos y ha comparecido en persona ante el juez Barry Levenson en la ronda de ‘víctimas’ famosas de las escuchas ilegales. «No estoy pidiendo un tratamiento especial sino un mínimo respeto a mi vida privada», ha dicho la autora de ‘Harry Potter’. «He tenido que cambiar frecuentemente de casa y usar hasta 50 abogados para defenderme de la prensa».

Rowling ha revelado cómo sus hijos han sido ocasionalmente vícitimas del hostigamiento de la prensa: «A mi hija pequeña la llegaron a decir que Harry Potter moría en el último libro… Creo que lo razonsable hubiera sido que me lo preguntaran a mí, en vez de asustar a una niña pequeña».

Según recoge elmundo.es, la escritora ha contado también cómo un día le llegó un mensaje de un periodista en la mochila de sus hija: «Ese día superó todo los límites para mí. Me sentí tremendamente amenazada». La autora de ‘Harry Potter’ ha contado también cómo, una semana después de dar a luz, intentó dar caza personalmente a un ‘paparazzo’ apostado con un teleobjetivo frente a su casa. «Salí corriendo detrás de él y tuvo que ser mi hija quien me dijo: ‘Cálmate, no es importante’. Pero para mí sí es importante».

Hablando de su vida íntima como nunca cantes, Rowling relató la «impotencia» que sintió cuando le hicieron fotos en bañador en 1998 «me pillaron con la guardia baja»- y fue incapaz de evitar su circularan libremente en internet. La autora confesó que sus tensiones constantes con la prensa han agravado ocasionalmente su tendencia a la depresión.

La actriz Sienna Miller, primera aparicición estelar del día- aseguró por su parte al juez Leveson que las noticias publicadas sobre su vida privada por ‘News of the World’ llegaron a volverla «paranoica y ansiosa». «Desconfié de mis amigos, de mi familia, de todo el mundo», declaró la actriz ante el juez Leveson, en el momento de relatar su pulso personal con el extinto trabloide británico. «Todos los días me perseguían 10 o 15 personas, incluso en la media noche, cuando iba en coche y a gran velocidad», aseguró Miller. «Estuve a punto de pillar a una mujer embarazada mientras intentaba huir de ellos».

«Los fotógrafos abusaron verbalmente de mí y llegaron a escupirme», agregó la actriz, que llegó a ganar un pleito de 100.000 libras contra el ‘News of the World’. «Sabía que tenían pinchado mi móvil, pero estoy convencida de que el espionaje al que me sometieron iba mucho más allá. Por eso les llevé a los tribunales, aunque sigo sin saber el alcance de toda la información que tenían de mí».

Miller recordó cómo el ex policía e investigador privado Glenn Mulcaire, que llegó a trabajar para ‘News of the World’, tenía en su poder todos sus números de teléfono, sus números pins y sus claves para escuchar el contestador teléfono.

«Había una información sobre mi vida privada que sólo sabían mis más íntimos amigos», recuerda. «Un periodista me llamó y me dijo que lo sabía, y empecé a acusar a mi propia familia de vender la historia. Acabé acusando a todo el mundo de traicionarme y empecé a sentirme intensamente paranoica, convencida de que toda mi casa estaba ‘pichada'».

 

Juan Pedro García Palomo: "Neuromarketing: Alicia y el espejo"AnteriorSigueinteApple y Samsung, los grandes ganadores de los Premios Xataka 2011

Noticias recomendadas