Medios

LO QUE MANDA EL GRAN HERMANO

Nota de prensa original difundida por Telecinco:

Los participantes en “El Gran Hermano” deberán de acogerse a una serie de normas antes de la entrada en la casa y durante su estancia en ella.
Durante los noventa días los participantes se comprometen a no tener ningún contacto con familiares y amigos.

Deberán así mismo llevar un micrófono en todo momento excepto cuando duerman.

Los diez seleccionados no se conocerán ni tendrán ningún contacto previo hasta el mismo momento en que entren en la casa. Ni por supuesto hacer pública su elección antes del estreno del programa.

Sus familiares han de estar dispuestos a acudir a los programas para ser entrevistados.

Los participantes pasarán la noche previa a la entrada en la casa en un hotel con la persona que elijan. Ese será su último contacto con su realidad diaria, con su familia, sus amigos, su trabajo…

Los seleccionados solamente podrán llevar como equipaje dos maletas. Ni libros, ni cámaras de fotos o de vídeo, ni maquinillas de afeitar o depilar, ni secadores de pelo, ni alcohol, ni drogas, ni dinero, ni teléfono, ni ordenador, ni lápiz, ni papel, ni juegos de mesa, ni reloj, ni despertador, ni música.

Sí podrán llevar en cambio, tabaco, medicamentos de uso tópico, joyas, una revista, anticonceptivos y un ejemplar de cada artículo de higiene personal, ropa…y por supuesto muchas ganas de vivir esta experiencia.

Una casa pequeña y acogedora para los 10 inquilinos

La casa, situada en la sierra madrileña, se ha construido específicamente para el programa y cuenta con los mayores avances tecnológicos en comunicación del momento, sin embargo, carece de cualquier electrodoméstico que no sea indispensable.

Tiene 190 metros cuadrados distribuidos en dos dormitorios, un baño, un salón, una cocina amplia con comedor, una despensa y una sala insonorizada denominada “confesionario”. En él, los participantes podrán hablar con el “Gran Hermano”, manifestar sus sentimientos y nominar a los dos compañeros que ellos crean que deben de abandonar la casa.

La casa cuenta a su vez con un jardín de 280 metros cuadrados y una piscina donde si el tiempo de la sierra lo permite, los participantes podrán hacer ejercicio, tomar el sol y bañarse. En este jardín además tendrán la oportunidad de criar gallinas y conejos y cultivar hortalizas.

Tecnología de vanguardia: 29 cámaras y 60 micrófonos serán los ojos y oídos de “El Gran Hermano”

Tanto dentro de la casa como en el jardín se han instalado un total de 29 cámaras, cinco de ellas con operador y 60 micrófonos.

Las cámaras del interior están camufladas detrás de espejos en las paredes de la vivienda mientras que las cámaras de las habitaciones estarán provistas de infrarrojos para que los espectadores puedan ver lo que sucede dentro de los dormitorios aunque estén las luces apagadas.

Las señales de estas cámaras y micrófonos pasan directamente a los controles situados dentro de la misma nave donde está la casa y que también han sido construidos ex profeso para el programa. Un equipo de alrededor de 100 personas realizará turnos de 8 horas para poder cubrir la señal durante las 24 horas del día.

El programa cuenta con una innovación importante respecto a Holanda y Alemania, aquí todo el proceso será realizado mediante sistema digital, lo que significa que, a medida que las cámaras van grabando, las imágenes y el sonido se almacenan en un disco duro, lo que facilita su clasificación, selección y edición.

En proceso paralelo se van etiquetando y clasificando las imágenes más interesantes del día que pasan directamente a postproducción donde se realiza un montaje provisional. Con estas imágenes seleccionadas a lo largo del día se elabora el resumen diario que ofrecerá Telecinco.

Tanto las cámaras como los monitores digitales y cuentan con un sistema especialmente diseñado en exclusiva para el programa español. La automatización de todo el sistema facilita la selección y edición de las imágenes lo que agiliza enormemente todo el proceso.

Los secretos de “El Gran Hermano”

Cubiertos de plástico, para no alterar el sonido de los micrófonos.

Suelo enmoquetado, para que los residentes no sean conscientes de la presencia de los cámaras.

No hay persianas, para que no regulen la luz y la calidad de la imagen no sea mermada. Sí habrá un toldo que estará manejado por “El Gran Hermano” de modo que solamente tendrán dos ambientes de luz (excepto en la noche).

Los 10 participantes han pasado un exhaustivo reconocimiento médico y se les ha abierto un historial clínico.

De las dos maletas que pueden llevar a la casa, una de ellas está destinada a ropa y la otra a efectos personales. Si algo se les olvida en sus casas, no tendrán oportunidad de recuperarlo.

Entre el equipo del programa se encuentra un experto en nutrición que controlará la adecuada alimentación del grupo.

La noche de la llegada a la casa, solamente tendrán alimentos para la cena y el desayuno, por lo que deberán discutir la lista de la compra a la mañana siguiente.

Durante la noche, técnicos del programa podrán entrar para realizar reparaciones o modificaciones, pero los habitantes jamás les verán ni serán conscientes de su presencia.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir