Medios

Los emojis aterrizan en la política de la mano de la última (y "burlona") portada de "The New Yorker"

The New YorkerLos emojis que tanto nos gusta utilizar en nuestros teléfonos móviles son nuestra particular “muleta” para expresar esas emociones y sentimientos difícilmente explicables desde la fría pantalla de un dispositivo electrónico.

Pero, ¿y si esos emojis por lo que perdemos literalmente los papeles en nuestras triviales comunicaciones a través del móvil se trasladaran al mucho más “serio” universo de la política? Que serían un arma satírica de destrucción masiva.

Así lo demuestra al menos la revista The New Yorker en la portada de su último número, en la que todos los flashes los acaparan 30 emojis con Hillary Clinton como protagonista.

Con estos emojis, cargados hasta los topes de “mala leche”, su creador, el artista Barry Blitt, pretende ilustrar las múltiples caras mostrada por la ex secretaria de Estado de Estados Unidos a lo largo de su carrera.

The New Yorker

Hillary Clinton, que se encuentra actualmente en el punto de mira por haber enviado supuestamente información clasificada a través de su email personal en su etapa como secretaria de Estado de Estados Unidos entre 2009 y 2013, exhibe en la portada de The New Yorker todo tipo de facetas: angelical, diabólica, dormilona, enamoradiza, iracunda y hasta “llorona”.

Los emojis están cada vez más de moda entre las marcas. Sin ir más lejos, Burger King ha lanzado recientemente una campaña que guarda un sorprendente parecido con la última portada de The New Yorker.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir