Medios

Los jóvenes podrían ser la tabla de salvación de la prensa gracias a la venta de tabletas

La prensa tradicional ha sufrido mucho con la llegada de la era digital. Su desenfrenado descenso en ventas se ha visto influido por los medios de comunicación online, que dan más facilidades, son más actuales y, la mayoría de ellos, gratuitos.

A todos les ha afectado en mayor o en menor grado. El último es el famoso diario neoyorkino The New York Times, con David Carr a la cabeza. Los nuevos datos, que revela el Instituto de Reuters sobre los estudios en el periodismo, indican grandes problemas internos en el periódico estadounidense.

Pero como dicen, la esperanza es lo último que se pierde y el periódico se ha agarrado a ella con fuerza. Según su sección digital, hay dos factores que le son de alivio. Un 16% de sus consumidores están dispuestos a pagar por las noticias digitales que lean en sus tabletas. El segundo factor es el juvenil con un 13% de chicos comprendidos entre 16 y 24 que aceptan la idea del pago.

Y aunque son dos porcentajes bajos para el número de lectores que tiene el periódico de Carr, son el principio de lo que podía ser una forma más de acceder a la información. La gente mayor está acostumbrada a pagar por ella y se lo puede permitir, pero lo sorprenderte está en que la parte joven apruebe esta idea y no les importe seguir leyendo en sus tabletas pagando una cantidad de dinero al mes.

Si a esto se le suma las numerosas ventas de tabletas, que siguen aumentando, significa que aún puede existir esa pequeña esperanza que aconsejan no perder y que los consumidores de The New York Times han demostrado tener. Seguramente el pequeño número de personas que paguen por obtener la información sea, por ahora, insuficiente para mantener la industria de la comunicación pero se prevé que el número de consumidores que acepten este nuevo gasto crezca poco a poco en los próximos cinco años con la ayuda de la venta de tabletas.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir