Medios

LOS MEDIOS PRIVADOS LUCHAN POR DEJAR FUERA DEL PASTEL PUBLICITARIO A LOS PÚBLICOS

Uteca, la asociación que aglutina los operadores televisivos privados en España, ya ha encontrado más apoyos que secunden su lucha contra la publicidad en los medios públicos. La Asociación de Televisiones Digitales Autonómicas y Locales (Asodal), la Asociación de Editores de Diarios Españoles (Aede), la Asociación de Revistas de Información (Ari), y la Asociación Española de Radiodifusión Comercial, (AERC), se han sumado a su petición realizada al Gobierno y las Cortes para la supresión publicitaria del audiovisual público.

“El próximo fin de la televisión analógica, el crecimiento casi exponencial de radios y televisiones de titularidad pública, la limitación del mercado publicitario y la ralentización inexorable de la economía hacen inaplazable e estas medidas”, señalaron desde estas asociaciones en un comunicado que aparece recogido en El Mundo.

Hoy por hoy los medios públicos se embolsan un 18% de la facturación publicitaria total. La tarta a repartir es de aproximadamente de 1.200 millones de euros y las televisiones y radios privadas no quieren tener que compartirlo con nadie. La creciente desaceleración económica podría hacer que los anunciantes redujesen sus presupuestos y la pluralidad que promete el mundo digital aumentar el número entre los que repartir.

Desde estos organismos el argumento ofrecido para formalizar la petición es la posibilidad de la desaparición del pluralismo informativo. Éste estaría motivado por un crecimiento de los medios públicos y una reducción de los privados.

En 2007 desde el Gobierno ya pusieron algunas medidas en marcha, como la reducción del espacio publicitario a 11 minutos por hora. Además, tiene previsto seguir recortando minutos paulatinamente para que la publicidad constituya cada vez una vía menos importante de financiación. Aunque dentro de los planes previstos todavía no figura una desaparición total.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir