Medios

Los medios tradicionales todavía no han muerto

Los medios tradicionales todavía no han muertoEn un solo mes el mundo de los medios tradicionales parece haber sufrido más cambios que en los 40 años anteriores: ha cambiado el panorama, las antiguas leyendas han desaparecido y muchas propiedades de los medios se han acabado vendiendo. En 30 días se han producido una serie de cambios, despidos, destituciones, dimisiones, ventas y compras en los medios tradicionales que han hecho a todos ponerse en lo peor. Y como afirma Judy Shapiro, directora de estrategia de marca de CloudLinux, en Ad Age, parecía que la base del poder de los medios tradicionales estaba en un declive imparable hacia su desaparición.

Pero ni estos hechos ni la aparente incapacidad de los medios tradicionales para adaptarse y dejar de rememorar una era pasada que fue mejor, significan que lo viejo esté totalmente acabado frente a lo nuevo. Como asegura Sam Donaldson, de ABC News, “la búsqueda de los hechos no ha cambiado. Crear noticias creíbles en las que se pueda confiar tampoco ha cambiado. Lo que ha cambiado es la calidad de lo que se produce”. Y como asegura The Pew Institute en un estudio, a pesar del peso de los nuevos medios, más del 99% de las historias que se citan en los blogs contienen links a las páginas web de los medios tradicionales. Como afirma Shapiro, “los medios tradicionales son la roca sobre la que se han asentado los nuevos medios”.

La forma de que los medios tradicionales puedan sobrevivir y volver a una situación similar a la que tenían hace unos años consistirá en aprender a tomar lo mejor de lo viejo, la confianza y la calidad, y aplicar lo nuevo, la interactividad. Para lograr monetizar este nuevo negocio que parece tan diferente de los planes de monetización de contenidos tradicional, hay cuatro pilares básicos:

• Centrarse en la participación de los usuarios. Consiste en mucho más que los botones de “compartir” añadidos a la información, ya que hay que dar a los usuarios la capacidad de interactuar con el contenido, no sólo consumirlo.
• Centrarse en las comunidades de interés, no sólo a través del enfoque vertical que utilizan la mayoría de los medios de comunicación. Esto significa que hay que romper las barreras que existen habitualmente en las compañías mediáticas y ofrecer “contenidos horizontales” de diferentes medios en propiedad para servir a la comunidad.
• Centrarse en crear una marca en la que los usuarios confíen a nivel personal. El rey no es el contenido, sino la confianza, y las audiencias acudirán a las voces individuales dentro de la compañía en las que sepan que pueden confiar a la hora de moderar el flujo informativo.
• Centrarse en las oportunidades de beneficios en la distribución de contenidos. Los editores más astutos serán capaces de ver los social media no como una fuerza en la que las empresas practiquen el canibalismo entre ellas, sino como un nuevo canal de distribución que también puede monetizarse.

Es por esto que los medios tradicionales no han muerto, sino que están intentando reinventarse a partir de lo mejor de lo que eran antes y lo mejor de lo que está ocurriendo ahora. Los consumidores consumen contenidos a través de ordenadores, televisión y móviles y en este entorno los medios que quieran sobrevivir tendrán que conseguir confianza, contenidos de credibilidad y después dejar a las audiencias accedan a ellos y participen.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir