Medios

Los periódicos británicos, líderes mundiales en innovación

El mercado británico de la prensa escrita es uno de los más salvajes del mundo, y extremadamente competitivo, ya que existen nueve diarios nacionales con una tirada superior a 200.000.

Son muchos los que afirman que los periódicos están en camino de desaparecer, los jóvenes prefieren la televisión e internet, y el Daily Express y el Daily Mirror han recortado más de dos tercios su circulación desde mediados de los años 80. Pero todavía hay quienes se muestran optimistas, y como afirma Evgeny Lebedev, copropietario de Independent y Evening Standard, “la gente aclama la muerte de los periódicos. Pero si vas en el metro, verás que casi todo el mundo está leyendo uno”, según publica The Economist.

Pero a pesar del optimismo, desde 2009 se gasta más dinero en publicidad online que en prensa, según ZenithOptimedia. Además, a la vez los periódicos británicos no reciben ninguna ayuda del Estado, como ocurre en Francia, tienen que enfrentarse a la dura competencia de la BBC. Pero esto no ha frenado a los periódicos de Reino Unido y han demostrado ser asombrosamente innovadores, probando constantemente nuevos formatos y precios.

Una de las primeras innovaciones viene de la mano de News Corporation, que introdujo un sistema de suscripción de pago y que no permite a los usuarios leer ninguna noticia de forma gratuita. Este nuevo formato se ha traducido en una caída drástica del tráfico, y sólo un 14% de los lectores habituales y un 1% de los esporádicos se ha suscrito a la página, según una encuesta del consultor Mark Oliver. La mayoría prefiere acceder a la página de la BBC que ofrece las noticias de forma gratuita.

Pero esto no parece preocupar a News Corporation, que no cree en la publicidad online como una fuente fiable de ingresos ya que, mientras aumenta el gasto en publicidad, también lo hacen los espacios publicitarios, por lo que con precios tan bajos, un usuario que visite la página una o dos veces al mes no vale la pena. En cambio, la compañía prefiere obtener el dinero directamente de los lectores fieles.

El Times y el Sunday Times ofrecen una gran cantidad de anuncios ofreciendo opciones de entretenimiento de la misma compañía, desde aplicaciones para iPad, vacaciones, o entradas al teatro, además de que el club de vinos del Times cuenta con más de 250.000 compradores. Y aunque este tipo de iniciativas aportan dinero, el objetivo que persigue News Corp es enganchar a los lectores a un montón de servicios. Lo que buscan es, según Katie Vanneck-Smith, directora de marketing de los periódicos británicos de News Corporation, es llegar al punto en que estas suscripciones se vean como la televisión por cable o la línea de teléfono móvil, y nadie quiera dejarlas.

Otra de las innovaciones que se están produciendo en el periodismo impreso en Reino Unido viene de la mano del Daily Mail, quien sostiene que la publicidad online funciona, si eres muy grande. Este periódico ha logrado situarse como uno de los vendedores más consistentes en los últimos años. Además, su página web recibe 35 millones de visitas únicas al mes, lo que lo sitúa como el segundo periódico online más leído del mundo, según los datos de comScore.

La página web del Daily Mail ha abandonado el estilo conservador y alarmista de la edición impresa para llenarse de noticias sobre famosos. Muchos agregadores de noticias online contienen links a él y sus propios ejecutivos afirman que la web se ha hecho tan grande que ya no compite con otras páginas webs de periódicos, sino que lo hace con portales como Yahoo! o MSN.

Pero una de las estrategias más llamativas es la desarrollada por Lebedev y su hijo Alexander que, en los últimos dos años, se hicieron con el Independent y el Evening Standard, haciendo de éste último un periódico gratuito. El pasado mes de octubre se atrevieron a lanzar i, una versión recortada del Independent con un precio mucho más bajo que trataba de llegar a los más jóvenes, quienes, según Lebedev, tienen ganas de leer periódicos pero sólo lo harán si son gratis o tienen que pagar una módica cantidad.

i fue el primer periódico nacional que se lanzó desde 1986, y la circulación del Evening Standard ha alcanzado los 700.000 números, además de que los costes de distribución se han recortado notablemente: los distribuidores dejan los periódicos en el centro de Londres y se mueven a través del metro, ya que muchos lo dejan allí.

Cualquiera de estas estrategias se basan en distintas ideas de lo que quieren los lectores, lo que están dispuestos a pagar y el futuro de la publicidad. Es difícil que lleguen a sobrevivir los tres modelos, y a lo mejor no lo hace ninguno, pero desde luego se trata de distintos intentos interesantes por mantenerse en el mercado a la vez que se adaptan a la nueva situación del periodismo en la actualidad.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir