Medios

Los smartphones y las tabletas no ponen la zancadilla a la televisión

Los smartphones y las tabletas no ponen la zancadilla a la televisiónLa industria televisiva puede encarar el futuro con confianza. Según un reciente estudio de la consultora McKinsey, el consumo televisivo no presenta ningún signo de debilidad, sino todo lo contrario. Gracias a la creciente popularidad de las tabletas, los smartphones y los sistemas de grabación de vídeo, el consumo televisivo está más en forma que nunca.

La muerte de la televisión tradicional no se divisa en el horizonte. El consumo televisivo mantiene una tendencia constante y creciente en todo el mund”, explica Markus Frerker, director de McKinsey en Alemania, en declaraciones a Handelsblatt. “Que los más jóvenes ya no ven la televisión es una creencia equivocada. Esta tendencia no se puede demostrar empíricamente”, añade.

Especialmente alentadores son los datos de consumo televisivo procedentes de Estados Unidos. Durante el primer trimestre del año, el consumo de televisión tradicional en este país aumentó en un 1%. Entretanto, la televisión en internet, la televisión móvil, y la televisión en diferido anotaron un crecimiento del 8%. “El núcleo del negocio televisivo no está en peligro. Mediante la imagen en movimiento en internet, las cadenas televisivas pueden ampliar su difusión”, señala Steven Neubauer, experto de McKinsey.

En Estados Unidos, los espectadores ven la televisión una media de más de 300 minutos diarios. Esto demuestra, según McKinsey, que la pequeña pantalla no está ni mucho menos “muerta”, como algunos de empeñan en asegurar. También algunas voces agoreras insistieron en alertar de la “muerte” de la publicidad televisiva con la introducción del mando a distancia y de los sistemas de grabación de vídeo. Sin embargo, tales predicciones resultaron ser falsas. “Tampoco internet representará el fin de la televisión”, sentencia Freker.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir