líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

MARIA TERESA FERNÁNDEZ DE LA VEGA CONFÍA EN LA CREACIÓN DE UNA TELEVISIÓN PÚBLICA AL SERVICIO DE LOS CIUDADANOS

Redacción

Escrito por Redacción

Nota de Prensa:

La Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom) y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) han inaugurado hoy una serie de foros de debate que se enmarcan dentro de un acuerdo de colaboración firmado entre ambas instituciones con el fin de profundizar sobre los retos de los profesionales de la Comunicación.

El I foro ha sido inaugurado esta mañana por el presidente de la APM, Fernando González Urbaneja,y el presidente de Dircom, Borja Puig de la Bellacasa bajo el título: «Panorama internacional: radiografía de las televisiones públicas». Según González Urbaneja, estos foros «dan respuesta a un debate generado en el seno de la Asociación de la Prensa de Madrid sobre el futuro de los medios de comunicación públicos en España. Urbaneja se refirió al trabajo de la Comité de Expertos apelando que su trabajo debe realizarse desde la libertad y la independencia».

Por su parte, el presidente de Dircom, Borja Puig de la Bellacasa destacó que estos foros van a permitir desarrollar una serie de mesas de debate en torno a distintos temas relacionados con la comunicación así como otros aspectos que preocupan a la sociedad.

Teresa Fernández de la Vega, Vicepresidenta Primera y Portavoz del Gobierno, clausuró el Foro, señalando que uno de los compromisos que desde el gobierno se ha contraído con la ciudadanía es el de reformar la televisión pública española con el fin de garantizar su pluralidad, su calidad, la libertad e independencia informativa de sus profesionales y también la viabilidad de sus finanzas. Se trata, según Fernández de la Vega, de un tema de primera línea, vinculado a valores y objetivos como el de la transparencia, la mejora de la calidad de la vida pública y política así como el derecho de los ciudadanos a recibir una información veraz y receptiva a todas las sensibilidades y corrientes de la sociedad.

En cuanto al Comité de expertos, señaló que las pautas que se han dado desde el Gobierno para poner en marcha la reforma de la televisión española es la de contar con una televisión plural, libre, moderna, de calidad, económicamente sostenible y al servicio de los ciudadanos. El objetivo es que este Comité indique la mejor manera de elegir a su director general, las líneas inspiradoras de la programación y un sistema de financiación.

Reconoció que se trata de un sector afectado por una gran dispersión formativa y en el que se ha legislado desde perspectivas absolutamente sectoriales. Actualmente, el Gobierno está dispuesto a dar una solución a estos problemas mediante un proyecto de ley audiovisual que regule esta industria. Esta ley, según la Vicepresidenta de Gobierno, se fijará con criterios de transparencia, de competencia y de igualdad para todos los agentes, las reglas del juego y las condiciones necesarias para operar en el sector, así como el régimen de concesiones y demás aspectos sobre los que el Estado tiene atribuidas competencias. Para ello, abogó por la creación de un Consejo Audiovisual independiente que gozará de la autonomía y de los medios necesarios para ejercer el debido control en el sector y para garantizar que todos los operadores lleven a cabo sus actividades según las reglas.
Por último, calificó el sector audiovisual como un sector que se enfrenta a una transformación importante, como es el tránsito de la tecnología analógica a la digital.

Participaron en el Foro, Jean Noél Dibie, Directeru-Adjoint aux Relations Intenationales de France Télévisions, Paolo Morawski, Director Estrategia Internacional de Radio y Televisión Italiana (RAI), Gonçalo Reis, Consejo de Administración de Radio y Televisión de Portugal, Juan Buhigas, Vicepresidente de Unión Europea de Radio y Televisión (UERT).

Juan Buhigas, vicepresidente de la Unión Europea de Radio y Televisión, señaló que las televisiones públicas europeas se caracterizan por la variedad organizativa. La diversidad de las televisiones públicas en Europa es un hecho que se recoge en el Protocolo de Amsterdan de la UE. «No hay un modelo de la UE que diga cómo debe ser la televisión pública. Cada estado miembro decide cómo quiere que sea su televisión. En general, se puede afirmar que el modelo europeo de televisión pública está basado en un concepto de servicio público caracterizado por la independencia y vocación de servicio al ciudadano». Según Buhigas, un Estado de derecho necesita de la televisión pública. Por su parte, para que exista una auténtica televisión pública, es necesario un Estado Social y Democrático de Derecho.

La televisión pública debe atender a los intereses de las minorías, pero también debe cubrir el interés general de la mayoría en todos los ámbitos (información, ficción y entretenimiento). Es necesario, para garantizar un buen modelo de televisión pública, que se den una serie de principios y valores de ética, de calidad, artísticos, de universalidad, de igualdad, de referencia para el sector, de variedad , pluralismo y de fomento del debate. Los canales temáticos, Internet y la oferta internacional ayuda a cumplir con esa función pública de la televisión. «La función de servicio público persigue la rentabilidad social frente a la rentabilidad comercial. Es necesario asegurar un modelo independiente y eficaz.»
En cuanto a la financiación, señaló que, en todos los países europeos, es mixta (financiación recibida por parte del Estado y los ingresos comerciales)

Jean Noel Dibie, Directeur-Adjoint aux Relations Internationales de France Télévisions, analizó el modelo de televisión pública gala, destacando que se trata de un modelo de televisión regulado por un Consejo Superior de lo Audiovisual compuesto por 14 miembros y donde se han agrupado a todas las cadenas públicas en un holding donde cada una mantiene su autonomía para la gestión. La financiación se realiza a través de un contrato con el Estado que se revisa cada 5 años así como a través de la publicidad que no es superior a 8 minutos por hora de emisión. De esta forma, se pretende que la publicidad no sea quien determine el modelo de televisión. El objetivo es contar con una televisión pública que se deba a los intereses de los espectadores y no a intereses comerciales.

Según Jean Noel Dibie, la televisión pública francesa ha encontrado un equilibrio entre el sector público y privado alcanzando una cuota de mercado del 50%. Una de las novedades del modelo de televisión pública francesa es la creación de «un delegado de integración» que se ha creado con el objetivo de que se refleje la diversidad cultural de la sociedad francesa».

El modelo francés es, según Noel, un sistema que permite una visión estratégica de desarrollo y que desde hace cuatro años permite tener resultados positivos. Según explicó el portavoz de France Télevisions se han lanzado cinco cadenas digitales, han empezado a emitir en ADSL y tienen servicios en Internet. Nos encontramos en una situación donde se está produciendo una gran evolución en los soportes de distribución.

El modelo de la televisión pública italiana fue explicado por el Director de Estrategia Internacional de RAI, Paolo Morawski, quien destacó que en la RAI se da prioridad a la información frente a otros formatos de televisión. La ley atribuye a la RAI el papel de motor de cambio de la tecnología analógica a la digital, así como que garantice el acceso a las nuevas tecnologías a toda la población. Actualmente, la televisión pública italiana está regulada por el Consejo de Administración, nombrado por el Estado, y compuesto actualmente por cinco miembros, aunque está previsto que aumente a nueve.

Por otro lado, tienen un contrato de servicio con el Ministerio de Comunicaciones que regula la calidad, el pluralismo, la promoción de la cultura y el desarrollo social. Así mismo, vela por el desarrollo de las nuevas tecnologías y el impulso de la televisión digital terrestre. Por su parte, el Ministerio de Hacienda controla en un 99,5% la gestión y los presupuestos. El modelo italiano cuenta también con una «Comisión Parlamentaria de Vigilancia» compuesta por 18 miembros que cuenta con funciones de control y supervisión.
En cuanto a su estrategia, la RAI apuesta por la producción de sus propios contenidos, la innovación y la visión internacional frente a lo regional.

El último caso práctico analizado fue el de Portugal. Gonçalo Reis, miembro del Consejo de Administración de la Radio y Televisión de Portugal, definió el modelo de televisión pública lusa como una televisión que apuesta por un servicio público generalista, al servicio de la cultura, y con una clara apuesta por el desarrollo de nuevas tecnologías y en los canales internacionales.

En próximas fechas están previstas otras sesiones sobre «¿Qué pasa en TV española? Y «La información y las fuentes: las reglas del juego»

La Asociación de Directivos de Comunicación –Dircom- es una entidad profesional sin ánimo de lucro que agrupa a los directivos de comunicación de las empresas e instituciones más importantes en España, así como a los máximos responsables de las consultoras de comunicación.
Tiene como misión fomentar el reconocimiento de la función de la comunicación como herramienta estratégica para el desarrollo y la gestión de las organizaciones.

La Asociación es miembro de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) y es miembro fundador de Global Alliance for Public Relations and Communication Management.

 

EL TRABAJO "PRÓXIMA ESTACIÓN..." ES EL CARTEL GANADOR DEL CONCURSO DE DISEÑO HP INSPIREAnteriorSigueinteDAVID BECKHAM PROMOCIONARÁ SIEMENS AL COMPLETO

Contenido patrocinado