Medios

Más de 85.000 personas piden que los anunciantes retiren su publicidad de Telecinco uniéndose así a #lavozdePablo

Más de 85.000 personas piden que los anunciantes retiren su publicidad de Telecinco uniéndose así a #lavozdePabloEsta semana nos hacíamos eco de la noticia de que Telecinco llamaba a juicio a Pablo Herreros, el bloguero en boca de todo el mundo por emprender una campaña contra el programa ‘La Noria’ tras una entrevista realizada a la madre de El Cuco, uno de los implicados en la muerte de Marta del Castillo. La iniciativa, que siguió una legión de usuarios de Twitter y otras redes sociales, logró que por primera vez en la historia de la televisión comercial un programa se emitiera sin publicidad.

Ahora, tan sólo un par de días después, son ya más de 85.000 las personas que han firmado en menos de 24 horas una petición que reclama a los anunciantes de Telecinco que retiren su publicidad hasta que la cadena de televisión retire la querella que ha presentado contra Pablo Herreros. Resulta reseñable que el número de firmas supera de forma amplia a las conseguidas por el propio Herreros el pasado año cuando pidió a las marcas que retiraran su publicidad de programas que pagan a familiares de criminales.

“Pablo Herreros se mojó para evitar el pago a criminales y sus familiares en la televisión. Ahora Telecinco sorprendentemente quiere hacérselo pagar”, comienza diciendo dicha petición, puesta en marcha por Mario Tascón en la plataforma de peticiones online Change.org, según explica la plataforma en nota de prensa. “Estas marcas no pueden contribuir a financiar a una cadena que acosa a los ciudadanos que luchan por un mundo mejor, no pueden dar ni un euro más a quienes quieren poner el dinero por delante de la moral, no pueden contribuir con su publicidad al linchamiento de una persona buena como Pablo”.

Por su parte, Mediaset España emitía ayer a última hora de la tarde un comunicado en el que aseguraba que “críticas sí, amenazs no”. Y el comunicado dice además literalmente: “Mediaset España no pretende silenciar a nadie ni vengarse de nadie. Consideramos absolutamente legítima la crítica, porque en ella está la esencia misma de la libertad de expresión, que además de ser un derecho fundamental, constitucionalmente reconocido y amparado, es el germen y cimiento de los medios de comunicación privados, y entre ellos la televisión. Convivimos diariamente con la crítica, tanto la implícita, esto es, la que diariamente ejercen los televidentes con ese instrumento tan democrático como es el mando de su televisión; como la explícita o pública. Una cosa es criticar, convencer o disuadir, y otra muy distinta amenazar, que no es, ni más ni menos, que imponer a otro un comportamiento contrario a su voluntad; cuestión que está completamente al margen de la convivencia democrática”.

Y es que desde Mediaset consideran que “cuando el Sr. Herreros decidió mandar una carta a nuestros anunciantes diciendo textualmente: “si no se adhirieran a nuestra propuesta (retirar a publicidad de “La Noria”) seguiríamos exigiéndoselo en adelante y promoveríamos un boicot de sus productos”ni está criticando, ni convenciendo. Está amenazando”. Y termina diciendo: “Esta actitud de Pablo Herreros es completamente antijurídica, y por ello, en ejercicio de otro derecho fundamental, como es el de defensa, Mediaset España se ha limitado a poner los hechos en conocimiento del Juez. Será él, y no nosotros ni nadie en su lugar, quien decida si Herreros ha actuado dentro o al margen del ordenamiento jurídico. Y, por supuesto, acataremos su decisión”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir