Medios

Mediaset, en el ojo del huracán tras la condena a 4 años de cárcel de Berlusconi

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi fue condenado el pasado viernes a 4 años de cárcel y a entre 3 y 5 años de prohibición del desempeño de diferentes cargos por un delito de fraude fiscal en la compraventa de derechos de películas en el llamado "caso Mediaset".

Este caso hace referencia a la compraventa de los derechos de transmisión de películas estadounidenses por parte de Mediaset entre 1994 y 1999 bajo la sospecha de un aumento artificial del precio real de los derechos para evadir dinero a la hacienda pública y desviarlo a cuentas en el extranjero.

"Los derechos (audiovisuales) pasaban de mano en mano y se aumentaban de modo injustificado. Eran traspasos carentes de una función comercial. Servían solo para que se elevara su precio", afirman los jueces de la Primera Sección Penal de Milán (norte de Italia) que han juzgado al ex primer ministro Berlusconi.

En este proceso judicial, en el que la fiscalía había pedido 3 años y 8 meses de prisión para Berlusconi, estaban también imputados el presidente de Mediaset, Fedele Confalonieri, quien quedó absuelto, y el productor estadounidense de origen egipcio Frank Agrama, considerado el "socio oculto" del ex primer ministro y condenado a 3 años de prisión (condenados por la ley 241 de 2006).

La adquisición de los derechos por valor de 470 millones de euros para el grupo empresarial Fininvest, perteneciente a Mediaset, se realizó a través de dos sociedades extranjeras, la Principal Network Communication y la Principal Network, y de otros intermediarios, entre ellos Agrama, informa la agencia EFE.

Los jueces consideran que este sistema permitió a Mediaset, el grupo audiovisual italiano al que se le vendieron después esos derechos comprados a las productoras estadounidenses, inflar los costes, creando así "fondos ocultos" que evadir al fisco italiano.

El juicio, que se inició en 2006 y que ha sufrido numerosas interrupciones, se reanudó en febrero de 2011 tras varios meses suspendido por la llamada ley del "legítimo impedimento", escudo judicial del que se sirvió Berlusconi cuando ocupaba la jefatura del Gobierno y que quedó parcialmente invalidado.

En un comunicado conjunto, los abogados de Berlusconi, Piero Longo y Niccolò Ghedini, definieron la sentencia como "absolutamente increíble" porque no tiene en cuenta la decisión de la Justicia en otro proceso relacionado, el Mediatrade, en el que, tanto en Milán como en Roma, el ex primer ministro quedó libre de cargos.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir