líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Una década enganchados al

Medios de comunicaciónImagen de la serie Orange Is the New Black de Netflix

Estas son las mejores series originales de Netflix

Una década enganchados al "binge watching": las 10 mejores series originales de Netflix

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En la última década Netflix ha producido toda una pléyade de series que han logrado grabarse a fuego en el imaginario popular y son ya historia de la televisión.

Netflix ha acabado convirtiéndose en una extensión de nuestra propia piel y casi parece que lleva toda la vida a nuestra vera, pero lo cierto es que esta plataforma no se tiró a la piscina de la producción de series y películas originales hasta el año 2012 (y a España no llegó hasta tres años después, en 2015).

Hace diez años recalaba en la célebre plataforma de vídeo en streaming la primera serie original de la plataforma: Lilyhammer. La primera ficción original de Netflix fija la mirada en Frank Tagliano, un miembro de la mafia italiana de Nueva York que delata a su jefe y, tras acogerse a un programa de protección de testigos, debe comenzar una nueva vida en la pequeña localidad noruega de Lilyhammer.

Pese a su profundo sabor local, la serie estaba permeada de temas universales que conectaron a la perfección con una audiencia ávida de ser confrontada con series diferentes.

Lilyhammer fue la primera pieza del puzle absolutamente gigantesco (y permanentemente en expansión) que constituye a día de hoy el catálogo de Netflix.

En la última década Netflix ha producido toda una plétora de series que han logrado grabarse a fuego en el imaginario popular y son ya historia de la televisión. Repasamos a continuación las que son probablemente las mejores series originales de Netflix:

1. House of Cards

Puede que House of Cards no fuera la primera serie original de Netflix, pero sí fue la primera que puso realmente a esta plataforma en el mapa. Este drama político agasajó a la empresa liderada por Reed Hastings y Ted Sarandos con 7 premios Emmy y un sinfín de nominaciones.

Francis Underwood, el congresista interpretado por Kevin Spacey (posteriormente caído en desgracia por el movimiento «Me too») en House of Cards, es probablemente uno de los personajes más mezquinos y retorcidos de la historia de la televisión.

Junto con su esposa Claire (Robin Wright), Francis Underwood está dispuesto a destruir a todo aquel que se interponga en su camino con tal de conquistar la cima de Washington.

House of Cards contribuyó además a que el concepto de «binge watching» y esta plataforma se convirtieran en uña y carne.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

2. Orange Is the New Black

Aunque lastrada por algunos errores (mucho más nimios en todo caso que sus aciertos), Orange Is the New Black marcó un antes y un después en la industria televisión, donde se erigió por méritos propios en la mejor serie.

Lo que comenzó siendo una adaptación de las memorias de Piper Kerman terminó evolucionando para convertirse en algo mucho más grande y colocar bajo los focos las historias del delicioso grupo de compañeras carcelarias de la protagonista.

De Orange Is the New Black emergieron personajes absolutamente inolvidables y también prometedoras actrices convertidas a la postre en estrellas como Uzo Aduba, Danielle Brooks, Laverne Cox y Samira Wiley.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

3. Stranger Things

Preñada de nostalgia y fuertemente influenciada por las películas de ciencia ficción de los 80, Stranger Things tiene la vitola de ser uno de los mayores «pelotazos» de Netflix.

Ambientada en Hawkins (Indiana), la primera temporada de la serie está centrada en la misteriosa desaparición de Will Byers, que viene acompañada de una pléyade de sucesos sobrenaturales (incluyendo la súbita aparición de una niña con poderes telequinéticos llamada Eleven).

Creada por los Hermanos Duffer, Stranger Things es una serie pródiga en momentos épicos que amalgama con suma maestría el terror y el humor. Sus fans esperan ya como agua de mayo la cuarta temporada de la serie.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

4. The Crown

La que es probablemente la serie más prestigiosa de Netflix disecciona la vida de la reina Isabel II de Inglaterra desde los años 40 hasta la década de los 2000. El amplísimo arco temporal de la serie se refleja en su elenco, inevitablemente cambiante para reflejar certeramente el paso del tiempo.

En la piel de Isabel II se han metido hasta la fecha las actrices Claire Foy y Olivia Colman y en la próxima temporada veremos debutar en tan regio papel a Imelda Staunton.

Jalonada de premios (en los Emmy ha arrasado en múltiples ocasiones), The Crown es una superproducción con intérpretes de primerísimo nivel al que pone la guinda una historia plagada de intrigas palaciegas.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

5. Black Mirror

Esta serie antológica vio primero la luz en la cadena británica Channel 4 antes de mudarse a Netflix. Sus diferentes capítulos, que no tienen relación entre sí, posan la mirada en los peligros emanados del binomio formado por sociedad y tecnología y hacen suyos una miríada de géneros, desde la ciencia ficción en «USS Callister» al romance en «San Junipero» pasando por el terror en «Black Museum».

Black Mirror es una además una serie ornada con interpretaciones de primera a cargo de actores y actrices como Daniel Kaluuya, Andrea Riseborough, Miley Cyrus y Jesse Plemons.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

6. Unbreakable Kimmy Schmidt

Unbreakable Kimmy Schmidt es una comedia tan optimista como inspiradora. Su protagonista (interpretada deliciosamente por Ellie Kemper) es una mujer que debe readaptarse al mundo real después de haber estado recluida en una secta durante 15 años.

Aunque su sinopsis denota a bote pronto mucho drama, Unbreakable Kimmy Schmidt supura en realidad alegría por los cuatros costados y es imposible no contagiarse de su arrebatador y chispeante alborozo.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

7. La casa de papel

Esta serie española alumbrada inicialmente por Antena 3 y posteriormente producida por Netflix es una de las producciones más adictivas de todos los tiempos en la famosa plataforma de vídeo en streaming.

Pródiga en personajes carismáticos, La casa de papel pivota en torno a un fenomenal atraco en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (que tiene después epílogo en el Banco de España).

Para perpetrar tan complejos (y casi imposibles atracos), el líder de la banda, el Profesor, se rodea de un grupo de perdedores que nada tienen que perder y a los que nada ni nadie les impide involucrarse en la aventura más excitante de sus vidas.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

8. Lupin

En Lupin Omar Sy se mete en la piel del ladrón de guante blanco y artista del disfraz Assane Diop, un hombre que busca vengar la muerte de su padre hurtando valiosos tesoros.

Repleta de misterio, acción, intriga y diversidad, la serie tiene todos los ingredientes de un «blockbuster» de Hollywood, pero no es ajena a la crítica social. No en vano, su protagonista, hijo de un inmigrante de origen africano, aprovecha en su propia beneficio su invisibilidad en el plano social para perpetrar sus hurtos.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

9. El juego del calamar

El juego del calamar pulverizó hace unos meses todos los récords en Netflix con una historia tan sangrienta como profundamente adictiva.

Los protagonistas de esta serie surcoreana son un grupo de personas carcomidas por las deudas que se juegan su propia vida en una serie de juegos infantiles en los que el premio final es una ingente cantidad de dinero que aumenta a medida que caen eliminados más participantes en tan macabros juegos.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

10. Sex Education

Sex Education, que supura hormonas por todos los poros, aborda la adolescencia de manera tan chispeante como realista. El protagonista es Otis, un adolescente que, siguiendo los pasos de su madre (que es sexóloga de profesión), abre una consultoría sexual en el instituto con la ayuda de compañera Maeve (de la que termina a la postre perdidamente enamorado).

Esta serie británica disecciona todo un caleidoscopio de cuitas de naturaleza sexual, se precia de retratar a una cohorte extraordinariamente amplia de personajes LGBT y fusiona con maestría el amor y el sexo más desbocado.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Temas

Netflix

 

¿Hay algo mejor qué una Estrella Galicia? Una Estrella Galicia a tu medidaAnteriorSigueinteRoberto Leal, el copiloto del viaje que La Gula del Norte emprende por España

Contenido patrocinado