Medios de comunicación

Mitos y realidades sociales de la televisión

La televisión siempre ha sido un medio social, pero las redes sociales han llevado esta socialización al máximo, no sólo con el potencial de cambiar lo que vemos, sino también con la capacidad de alterar la forma en que encontramos qué ver. Unas conversaciones cuyo valor está en lo que dicen acerca del valor de los programas que vemos o de los que hablamos. Y también lo que dicen sobre el nuevo papel que está teniendo la televisión en nuestras vidas.

En la era digital los rumores y los mitos corren como la pólvora, pero hay tres concepciones erróneas sobre la televisión y la era digital que no son del todo reales.

El primero asegura que la televisión está en declive, especialmente entre los más jóvenes. Pero esto no es cierto ya que, si se echa un vistazo a los datos, se puede ver que el uso de internet no tiene ningún impacto sobre el número de minutos que se dedica a ver la televisión y los espectadores jóvenes ven más o menos la misma cantidad de televisión que hace 10 años. Eso sí, los jóvenes siempre han visto menos televisión, y seguirá siendo así.

El segundo mito alude a la fragmentación, cada vez mayor, del consumo de televisión. Pero parece, si se miran los datos una vez más, que las principales cadenas de televisión no han cambiado su share de mercado en los últimos años, a medida que el número de canales no ha dejado de crecer.

Por último, hay un mito que asegura que el consumo bajo demanda reemplaza el consumo en directo. Pero la realidad es que el consumo de contenidos bajo demanda sólo supone una pequeña fracción de todo el consumo total. En Alemania, 14 minutos frente a 2.760 minutos de televisión en directo.

Lo cierto es que por mucho que estos mitos se empeñen en indicar que la televisión está desapareciendo, en realidad está pasando por un proceso similar al que vivió la radio cuando aparecieron las primeras televisiones. Es decir, la tele ahora será un medio que utilicemos, pero mientras hacemos otras cosas. Como, por ejemplo, utilizar tabletas, móviles, portátiles, y contarle al mundo lo que estamos haciendo o viendo. Y es que no hace falta más que ver el volumen de conversación que se genera en torno a un programa y lo revelador que es para entender qué efectos tiene sobre el público en tiempo real.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir