líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Netflix llega a la luna para convertirla en una pista de baile para drones

Medios de comunicaciónNetflix, promoción más allá de la luna

Con motivo del estreno de 'Más allá de la luna'

Netflix llega a la luna para convertirla en una pista de baile para drones

El equipo de Netflix diseñó una compleja coreografía con drones usando la luna como escenario principal, algo inédito hasta la fecha. 120 drones, de los cuales 26 quedaron inservibles tras el rodaje, un equipo de quince personas y 68 horas de vuelo entre Madrid y el desierto de Monegros, Huesca, dan como resultado este singular baile.

Netflix más allá de la luna

‘Más allá de la luna’ es una emocionante aventura musical, recién estrenada por Netflix, sobre seguir adelante, aceptar lo inesperado y el poder de la imaginación. Un viaje para volver a creer. Dirigida por la leyenda de la animación, Glen Keane, acaba de ser lanzada por la plataforma el pasado 23 de octubre.

Por este motivo, Netflix ha querido ir un paso más allá y cumplir por segunda vez el sueño de su protagonista Fei Fei: llegar a la luna con un cohete. Y es que impulsada por su determinación y pasión por la ciencia, la pequeña Fei Fei construye un cohete para viajar a la luna y probar la existencia de la legendaria ‘Diosa de la Luna’. Allí se verá envuelta en una inesperada aventura y descubrirá un enigmático mundo de criaturas fantásticas.

Para hacerlo realidad, el equipo de Netflix diseñó una compleja coreografía con drones usando la luna como escenario principal, algo inédito hasta la fecha. 120 drones, de los cuales 26 quedaron inservibles tras el rodaje, un equipo de quince personas y 68 horas de vuelo entre Madrid y el desierto de Monegros, Huesca, dan como resultado este singular baile.

«Crear este espectáculo aéreo no fue fácil. Fue altamente complicado a nivel tecnológico ya que juntamos diferentes técnicas fotográficas y de vuelo combinadas con astrofotografía. Mezclar ambas es extraño. Teníamos que tener en cuenta que había tres elementos importantes: la luna, los drones, cuyos vuelos están condicionados por la meteorología, y la posición de la cámara, que entre ella y los drones hay una distancia de siete kilómetros. Además de cuadrar el ángulo de la cámara con la luna», ha explicado Pol Turrents, director de fotografía.

Al igual que la aventurera protagonista de la película de animación, Fei Fei, el equipo necesitó encerrarse y realizar cálculos matemáticos ayudados por software especializados que les permitieran saber exactamente dónde colocar la cámara, el ángulo de la óptica y la posición en la que tenían que volar los drones, para así conseguir el resultado mágico que se puede ver en el vídeo.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

 

El Sitges Next anima a ver la crisis sanitaria como una oportunidad para el sector de la comunicaciónAnteriorSigueinteLos músicos son considerados los profesionales del entretenimiento que más han aportado a la sociedad durante la pandemia

Noticias recomendadas