líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

The New York Times se querella contra OpenAI y Microsoft por infringir el "copyright"

The New York Times demanda a OpenAI y Microsoft por nutrirse vorazmente de sus artículos sin su permiso

De acuerdo con la demanda de The New York Times, OpenAI y Microsoft estarían resumiendo contenido procedente del diario, imitando su estilo e incluso reproduciendo palabras textuales de sus textos.

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

The New York Times ha consignado una demanda federal contra OpenAI y Microsoft con el último objetivo de que ambas compañías cesen de utilizar sus artículos para entrenar sus chatbots. La prestigiosa cabecera neoyorkina argumenta que la infracción de derechos de autor en la que habría incurrido OpenAI y Microsoft con sus fraudulentas prácticas estaría valorada en varios miles de millones de dólares.

En la denuncia, presentada ayer en un tribunal federal de Manhattan, The New York Times echa en cara a OpenAI y Microsoft que están protagonizando avances en su tecnología mediante el «uso ilegal de contenido del rotativo para crear productos de inteligencia artificial que compiten directamente con la publicación» y «amenazan su capacidad para poder seguir ofreciendo sus servicios».

La migración de los lectores a la red de redes ha propinado un fortísimo golpe a muchos periódicos, si bien algunos (The New York Times, entre ellos) han conseguido robustecer su posición en internet mediante las suscripciones de pago, una fuente de ingresos que ahora se ve amenazada también por la creciente pujanza de la inteligencia artificial (IA).

Las empresas con el foco puesto en la IA, que en los últimos meses han atraído miles de millones de dólares en inversión, rastrean toda la información online disponible (también los artículos publicados por los medios de comunicación) para entrenar sus chatbots de inteligencia artificial generativa.

Microsoft ha forjado una alianza con OpenAI que le permite capitalizar la tecnología de IA desarrollada por la matriz de ChatGPT. La empresa de Redmond es el principal brazo inversor de OpenAI y ha invertido miles de millones de dólares en la compañía liderada por Sam Altman desde que ambas comenzaran a colaborar en 2019 con una inversión inicial de 1.000 millones de dólares. Como parte del acuerdo, los superordenadores de Microsoft ayudan a OpenAI a entrenar ChatGPT y el gigante del software puede a cambio imbricar la tecnología de la startup estadounidense en sus productos.

Otros medios de comunicación (The Associated Press y Axel Springer, por ejemplo) han forjado acuerdos de colaboración con OpenAI

El número de demandas consignadas en los últimos meses contra la violación de «copyright» perpetrada supuestamente por OpenAI se ha disparado en los últimos meses. La compañía ha sido demandada, por ejemplo, por un grupo de escritores (entre los cuales figura la cómica estadounidense Sarah Silverman) que acusan a OpenAI de utilizar sus libros para entrenar ChatGPT sin su consentimiento. En junio de este año más de 4.000 escritores rubricaron una carta dirigida a los CEO de OpenAI, Google, Microsoft, Meta y otras empresas de IA en las que ponían de relieve las prácticas de explotación emprendidas por tales compañías para entrenar chatabots que «remedan y regurgitan» su lenguaje, su estilo y sus ideas.

De acuerdo con la demanda que The New York Times ha presentado contra OpenAI y Microsoft, ambas compañías estarían resumiendo contenido procedente del diario, imitando su estilo e incluso reproduciendo palabras textuales de sus textos. La denuncia cita ejemplos de cómo GPT,4, el modelo de lenguaje de OpenAI, utiliza grandes porciones de texto de los artículos de The New York Times, incluyendo una investigación merecedora de un premio Pulitzer sobre la industria del taxi en la ciudad de Nueva York que fue publicada en 2019 e implicó un trabajo de 18 meses.

The New York Times no especifica la indemnización que busca con su demanda, pero enfatiza que su acción legal «busca hacer responsables a las empresas demandadas por los miles de millones de dólares que deben por el uso ilegal de los contenidos únicos y valiosos del diario».

El rotativo persigue además que los «data sets» que OpenAI y Microsoft hayan utilizado para entrenar sus chatbots y que incluyan artículos de The New York Times sean destruidos.

El diario acusa a OpenAI y Microsoft de «aprovecharse de la gran inversión de The New York Times en periodismo» y de utilizar su contenido para levantar los cimientos de sus productos sin su permiso y sin abonar a la publicación ninguna cantidad de dinero.

Antes de tomar la determinación de demandar a OpenAI y Microsoft, The New York Times contactó el pasado mes de abril con ambas empresas para expresarles su preocupación por el uso ilegal de sus contenidos e intentar llegar a acuerdo con las dos compañías. Sin embargo, las conversiones entre una y otra parte naufragaron y The New York Times decidió ayer elevar el conflicto a los tribunales.

Si bien The New York Times ha decidido litigar con OpenAI en los tribunales, otros medios de comunicación ha abrazado un enfoque radicalmente distinto y han sellado acuerdos de colaboración con el artífice de ChatGPT para que use sus contenidos a fin de entrenar su inteligencia artificial. Tanto The Associated Press como la editorial alemana Axel Springer han firmado sendos acuerdos con OpenAI para nutrir a ChatGPT con sus contenidos.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Temu o cómo dar fuelle al consumismo más desaforado con gangas de precio ínfimo y vida breveAnteriorSigueinteIPG Mediabrands Discovery presenta ‘A Year In Trends’, un repaso de las tendencias sociales más destacadas de 2023

Contenido patrocinado