líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Ni Chromecast ni Airplay ofrecen una experiencia completa para utilizar el móvil a través de la televisión

Tanto Google como Apple lo han visto claro, con sus aparatos Chromecast y Airplay respectivamente pretenden entrar dentro del mundo de la televisión. Estos sencillos aparatos cumplen una simple y útil función, convierten la pantalla de la televisión en un monitor gigante para el smartphone o tableta, permitiendo ver vídeos, utilizar apps, etc.

Ambos aparatos funcionan de maravilla y están teniendo mucho éxito en el mercado, pero el problema que se identifica en ellos es que no cuentan con un estándar abierto para ser compatibles.

Cada dispositivo «barre para casa» y ofrece compatibilidades con sus propios sistemas. Por ejemplo a través de Chromecast sólo se pueden utilizar apps compatibles con el sistema Android.

Los gigantes de la tecnología están intentando competir con el medio televisivo, para cazar así anunciantes que todavía no han dado el salto al digital.

El gran problema de los sistemas Chromecast y Airplay es que no dejan clara su función, ¿son un adaptador para utilizar el móvil a través de la pantalla de televisión?, ¿entonces por qué existen tantas incompatibilidades? El problema viene por parte de las grandes compañías de tecnología así como por los proveedores de contenidos audiovisuales.

 

Así de digno y conmovedor puede ser el duelo por la muerte de un ser querido en TwitterAnteriorSigueinteAsí "asa a la parrilla" Burger King a sus empleados y franquiciados

Noticias recomendadas