Medios

Ni las marcas ni los blogueros se quieren perder las fiestas de antesala de los Oscars organizadas por Vanity Fair

Vanity FairAdemás de la entrega de los premios Oscar que tendrá lugar la noche del 22 de febrero, las fiestas que tienen lugar después de la gala también se esperan con gran expectación. Una de las más populares es la que organiza la prestigiosa revista Vanity Fair, en la que se dan cita las principales estrellas de Hollywood, así como numerosas "socialités".

Pero desde hace unos años, aprovechando el tirón que tienen los máximos reconocimientos cinematográficos de la industria del cine, la revista también organiza una serie de fiestas la semana previa a la ceremonia como antesala de los premios. Bajo el nombre de Vanity Fair Social Club (#VFSC), la revista organiza en Los Angeles una nutrida programación de eventos en la que no faltan algunos de los nominados, pero sobre todo, de bloggers e influencers especializados en entretenimiento que se dejan la piel intentando ir.

Aunque esta fiesta, que termina el sábado 21, solo lleva celebrándose unos pocos años, la revista afirma que el de este año es mucho más grande todavía con una programación "un 50% más rica". Con unos 270 blogueros registrados para asistir, la publicación espera aumentar el alcance de la publicación a sus más de 119.400 millones de lectores.

600_433281336

Además, cuenta con patrocinadores de la talla de Chrysler, L'Oréal Paris, Clarisonic, Giorgio Armani Beauty o Lancome  que no han querido perderse esta cita excepcional. En uno de los eventos, por ejemplo, los asistentes pueden conocer a los actores de Boyhood, cortesía de Chrysler y la CFI, o L'Oréal Paris patrocina una noche DJ organizada por Freida Pinto. Además, cada evento se alinea con una obra de caridad.

"El beneficio evidente es que la atención y el número de impresiones de prensa para nosotros continúa y, por supuesto, también para nuestros socios patrocinadores", ha declarado su editor Chris Mitchell. "El año pasado conseguimos el punto más alto en impresiones en los medios y un incremento en el número de bloggers a todo nuestros eventos. Este año, esperamos poder superarlo de nuevo".

Para lograrlo, Mitchell ha explicado sus ases en la manga con los que intenta incentivar a los blogueros para que escriban más sobre los eventos: los asistentes podrán utilizar una "máquina expendedora de Twitter" que los recompensa por sus tuits. Con cada mención gana puntos, que pueden ser canjeados por premios, que van desde juegos de cóctel hasta joyas. Además, los los bloggers que acudan a la Vanity Fair Social Club  pueden realizar su trabajo desde una sala de redacción "emergente" que la organización pone a su disposición.

Malena Higuera, vicepresidenta senior de marketing de L'Oréal París, ha expresado la importancia de formar parte de la Vanity Fair Social Club en una era en la que el móvil y los medios sociales y digitales han cambiado la manera en la que las mujeres reciben noticias de belleza o la forma en la que compran investigan sobre un producto: "Es importante para nosotros trabajar con personas influyentes y periodistas digitales para ofrecer a las mujeres el contenido a la velocidad de la cultura, donde quiera que estén, proporcionando inspiración, servicio y educación sobre cómo conseguir el look de alfombra roja".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir