Medios

Es oficial: la TV se ha marchado con viento fresco (y quizás para no volver) de los televisores

Es oficial: la TV se ha marchado con viento fresco (y quizás para no volver) de los televisoresLa televisión, antaño felizmente casada con los televisores, ya no quiere tanto a los que han sido desde el principio de los tiempos su media naranja. Según un reciente estudio global de la consultora Accenture, el porcentaje de consumidores que le juran fidelidad a los televisores y prefieren ver la televisión en estos dispositivos se ha reducido a la mitad en tan sólo un año.

El 42% de los 26.000 consumidores puestos bajo la lupa en su informe por Accenture confiesa que a día de hoy prefiere ver la programación televisiva en los ordenadores desktop o en los portátiles. Hace un año esta proporción era de apenas un 32%.

En el creciente desapego de los espectadores hacia los televisores están influyendo también de manera absolutamente determinante los ubicuos smartphones. El 13% de los televidentes se decanta por los teléfonos inteligentes para ver programas de televisión (frente al 10% de 2016).

La proporción de consumidores que continúan prefiriendo el televisor para consumir contenido televisivo ha caído en los últimos tiempos del 59% al 25% al otro lado del charco. Y un patrón muy similar se repite en Reino Unido, donde este mismo porcentaje se ha contraído del 55% al 25%.

Particularmente dramático ha sido el cambio en los hábitos de consumo televisivo en la India, donde la proporción de consumidores que siguen favoreciendo el televisor para consumir contenidos televisivos se ha desplomado un 78% (del 47% al 10%).

Por otra parte, cuando echan mano de los televisores inteligentes para consumir contenidos audiovisuales, los consumidores tienen en mente sobre todo y ante todo el consumo de vídeos breves. El 41% los usuarios se decanta por los smartphones para disfrutar de este tipo de contenido. En 2016 este porcentaje era de sólo un 28%.

La pujanza de los smartphones como receptores del visionado de vídeos breves se está dejando notar en los ordenadores. Si en 2016 el 47% prefería los ordenadores portátiles y desktop para ver vídeos cortos, en 2017 este porcentaje cayó hasta el 44%.

De manera similar, hace un año el 16% de los consumidores favorecía a los televisores de toda la vida para contemplar contenidos audiovisuales de breve extensión. Y doce meses después esta proporción es de apenas un 5%.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir