Medios de comunicación

P. Vasile (Telecinco) entona el 'mea culpa': "Cuando nos equivocamos sabemos que el daño que podemos hacer es muy grande"

Parece que el silencio de Telecinco ante la polémica suscitada por la entrevista realizada en La Noria a Rosalía García, la madre del Cuco, imputado por el caso de Marta del Castillo, y la posterior fuga de anunciantes se ha roto. O por lo menos esa es la impresión que dieron las declaraciones, ambiguas, pero dignas de atención, de los directivos de la cadena.

Con una puesta en escena más propia de una gala de televisión que de un encuentro con anunciantes, Paolo Vasile y Giuseppe Tringali, arropados por estrellas de la cadena como Jesús Vázquez, Mercedes Milá, Jorge Javier Vázquez o Jordi González, quisieron volver a ganarse la confianza de los anunciantes presentando sus nuevos proyectos para 2012, pero también mostrar su arrepentimiento ante la sucesión de errores y polémicas que ha protagonizado la cadena estos últimos días en el acto de ayer en el Palacio de Congresos de Madrid.

“Cualquier problema vuestro es un problema nuestro, y si el problema vuestro lo hemos causado nosotros, tenemos que solucionarlo nosotros, lo sabemos perfectamente”, afirmó Vasile, contundente, aunque en ningún momento ni el consejero delegado de la cadena ni el resto de participantes se refirió expresamente a La Noria.

El mensaje hacia los anunciantes era claro: “vuestro apoyo es fundamental”. “Creo que cualquier palabra sobra. En casos como estos no hay que hablar, hay que ser pragmáticos y actuar. Aunque la audiencia nos interesa, os aseguro que vuestro apoyo nos interesa mucho más”, comentaba Tringali en la apertura del acto. Una confianza que esperan poder recuperar a través de nuestras iniciativas: una campaña de comunicación a favor de las marcas, ocupación publicitaria basada en cortes de menor duración, desarrollo de un abanico de programas y contenidos cada vez más novedosos y variados, el lanzamiento de un nuevo canal masculino, Energy, y la inversión en el Campeonato de Motociclismo y la Eurocopa de Fútbol. El objetivo, “Que toda nuestra organización ponga su disposición a vuestro servicio proactivamente y de todas las formas posibles”, añadió el máximo responsable del área de publicidad.

“Hemos creado una serie de parrillas para dar a cada público su programa y no canibalizarse. Construir estas parrillas ha sido el trabajo duro de este año. No ha sido fácil, porque el año que viene vamos a emitir 61.000 horas de televisión que vamos a cubrir con más de 400 programas distintos. Es un número imponente”, añadió Vasile.

Pero el discurso de ayer no pudo obviar las referencias al caso que ha estado en boca de todos en las últimas semanas. Después de presentar datos y resultados de la cadena, la pelota entró en el terreno de Vasile para clausurar el acto. “La televisión comercial es un triángulo: público, televisión y publicidad”, aseguraba, y añadió: “hacemos televisión para que la gente se reúna en una plaza donde muchos anunciantes puedan alcanzar a su cliente. Esta plaza es grande, da mucho miedo, porque nos equivocamos tanto…si supierais cuán doloroso es equivocarse con la atención que ponemos en el trabajo, cuán humillante es y cuán difícil es corregir un error. Yo creo que la aventura de la televisión comercial es la aventura de un desafío. No todos tenemos que subir al monte más alto o coger las víboras, también el nuestro es un deporte extremo que conlleva muchos riesgos, y cuando nos equivocamos sabemos que el daño que podemos hacer es muy grande”.

Siempre hay el riesgo de que alguien se insinúe entre nosotros y genere envidia, celo, o desastres. Por eso tenemos que cuidar mucho esta relación”, explicaba el máximo directivo de la cadena, pero evitando hacer ninguna referencia expresa al caso de La Noria, algo que tampoco mencionó el propio Jordi González, también presente en el acto.

Viva la televisión, viva el público, viva la publicidad”, sentenció Vasile.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir