Medios

#PanamaPapers o cuando los periodistas se unen para quitar la careta a los poderosos

panamaSon desde hace unas horas la "comidilla" en los medios de comunicación de medio mundo y en las redes sociales. Los denominados "Panama Papers", que tienen la vitola de ser una de las mayores filtraciones de datos de la historia, por delante de las protagonizadas por Wikileaks en 2010 y por Edward Snowden en 2013, han quitado la máscara a un complejo entramado de sociedades offshore (aquellas constituidas y registradas en países diferentes de aquel en el que operan) detrás de las cuales habría muchísimos "peces gordos" procedentes de todos los ámbitos, de la política, de las finanzas y hasta del deporte.

Semejante "soplo", integrado por la friolera de 11,5 millones de documentos procedentes del estudio legal panameño Mossack Fonseca, llegó primero a oídos del diario alemán Süddeutsche Zeitung, que decidió compartir la jugosa información que obraba en su poder con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Tras escudriñar minuciosamente los documentos durante un año, el ICIJ publicaba ayer tamaño “bombazo” informativo, en el que han estado involucrados 400 periodistas de 100 medios y 80 países distintos. En España la exclusiva de los "Panama Papers" está en manos de El Confidencial y La Sexta. 

El “chivatazo” que han supuesto (y están suponiendo los “Panama Papers”) tiene madera de película de Hollywood (que muy probablemente le ponga muy pronto ojitos a esta historia).

Si en la célebre filtración hecha hace 6 años por Wikileaks, fueron puestos en la picota 1,7 gigas de datos, en el caso de los “Panama Papers” son 2,6 teras los datos “desnudados” por el ICIJ.

1

Los 11,5 millones de documentos que integran los “Panama Papers” llegaron hace aproximadamente un año a Süddeutsche Zeitung a través de una fuente anónima con origen en Panamá.

Los “Panama Papers” han puesto al descubierto las sociedades opacas con las que habrían operado durante años hasta 140 políticos. Entre los políticos implicados destacan el primer ministro de Islandia, Sigmundur Davíð Gunnlaugsson, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko,y el presidente argentino Mauricio Macri.

Se habrían parapetado igualmente detrás de sociedades offshore (con domicilio en paraísos fiscales como las Islas Vírgenes británicas, Chipre y Suiza) el ya fallecido padre del primer ministro británico David Cameron el primer ministro de Pakistán, el rey de Arabia Saudí, los hijos del presidente de Azerbaiyán, y personas muy cercanas a Vladimir Putin.

Más allá de nombres de políticos, en los “Panama Papers” figuran pesos pesados del mundo del deporte como algunos directivos de la FIFA, el ex futbolista Michel Platini y el jugador del F.C. Barcelona Leo Messi.

En la lista de presupuestos defraudadores desenmascarados por los “Panama Papers” hay también varios españoles. Quizás el que más está dando que hablar es de Pilar de Borbón, la hermana del rey Juan Carlos, que habría presidido una empresa, Delantera Financiera, entre 1974 y 2014. ¿Lo más curioso? Que esta compañía echó el cierre en junio de 2014, sólo cinco días después de la proclamación de Felipe VI.

Otros españoles supuestamente implicados son los hermanos Agustín y Pedro Almodóvar, que figuran como apoderados de una empresa, Glen Valley Corporation, que fue registrada en 1991 en las Islas Vírgenes británicas y que operó coincidiendo con el estreno de las películas Tacones lejanos y Kika.

Destaca asimismo la presencia en los “Panamá Papers” de algunos miembros de la familia Domecq, que constan como personas autorizadas de la compañía Rinconada Investments Group.

Aunque no es ilegal tener empresas en paraísos fiscales, en ocasiones este tipo de compañías sirven de pantalla a sus propietarios para transferir dinero, realizar operaciones financieras, abrir cuentas bancarias en el exterior o realizar operaciones sin las cargas fiscales a las que tendría que enfrentarse en sus países de origen.

No obstante, no todos los dueños de sociedades offshore las utilizan enarbolando la bandera de la “pillería”. En países como Rusia y Ucrania, por ejemplo, es bastante común abrir empresas en paraísos fiscales para proteger el dinero depositado en ellas de eventuales ataques criminales y de las fuertes restricciones de moneda en ambos países.

Te recomendamos

FOA

Youtube

A3media

México

Compartir