Medios

Por qué las revistas deberían actuar más como marcas

Por qué las revistas deberían actuar más como marcasLas últimas noticias de audiencia sobre las principales cabeceras de revistas son realmente malas. Como sucede con los periódicos, parece que estas ya han llegado al borde del precipicio.

Muchas publicaciones son las encargadas de construir con gran parte de la identidad de muchas marcas, con su contenido sobre sus productos y servicios. Y a pesar de la obsesión por parte del marketing con los datos de audiencia, esta tendencia no parece haber alcanzado aún a sus compañeros de redacción.

Es raro, dado que las revistas están relacionadas con el tipo de contenido más puro de marca, desde coches hasta bancos o marcas de moda. Lo que las revistas deben apreciar es que su identidad de marca es su contenido, y estos no son conceptos diferenciados entre sí, sino que se trata de elementos indivisibles.

Los profesionales de marketing investigan exhaustivamente sus audiencias hasta que las entienden instintivamente. Por eso es extraño ver como las revistas han mantenido la parte editorial y la de publicidad operando totalmente por separado, con cada uno de los equipos negando la existencia del otro. No es común ver una reunión de personal editorial con un director de marketing que informe sobre los últimos cambios en el perfil del lector, la edad que tienen, donde viven o lo que les interesa ahora.

No se trata de ejercer presión sobre lo que un periodista debe escribir, sino que a medida que los editores gestionan el contenido de marca y la identidad, la redacción completa debe ver la estrategia acerca de los consumidores del mismo modo que lo hacen los anunciantes. Estos datos de audiencia son abundantes en las revistas, los editores pueden encontrarlos si quieren, el problema es que esa reunión entre personal editorial y equipos de marketing nunca se produce.

Ante este planteamiento, las opiniones son muy dispares. Hay quien piensa que edición y publicidad nunca deben juntarse. Pero otros disienten de tal idea de pureza y se muestran horrorizados por el hecho de tener que explicar al editor jefe la sencilla cuestión de quien es su audiencia y la edad que tiene.

Cualquier visión optimista acerca del futuro de las revistas proviene de su voluntad de innovar como marcas. Este giro en la industria no puede ser bueno, y por eso se necesitan todas las herramientas que se puedan conseguir. Los editores de revistas tan sólo tienen que visitar a sus colegas al otro lado del pasillo, probablemente tengan valiosa información para compartir.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir