Medios

¿Por qué nos siguen imponiendo la televisión 'tradicional' en un mundo que pide a gritos la libertad web?

tvLa manera de consumir contenidos audiovisuales se ha visto profundamente transformada por el auge de internet. Los espectadores ya no quieren que la parrilla televisiva imponga qué, cuándo y cómo ver contenidos, ahora buscan la libertad y amplitud de elección que ofrece el universo web.

La tele del mundo” es el nombre del post que Marc Vidal ha dedicado en su blog a analizar el cambio que estamos viviendo y a explicar las legislaciones restrictivas que muchos gobiernos siguen ejerciendo con el fin de evitar que los espectadores abandonen el consumo de la televisión ‘de siempre’.

Plataformas de vídeo en streaming como Netflix, muy asentadas en algunos países como Estados Unidos, son una ventana hacia esta nueva forma de consumo de películas y series de ficción, y a modo de crítica Vidal explica que “actualmente en Europa sólo se puede ver en Irlanda y Holanda sin aditivos técnicos. Está previsto que llegue a finales de año a seis países más entre los que no figura España por cierto. Lo cual es de un absurdo importante pues, sin delinquir, sin piratear o sin rebuscar costuras legales, te puedes saltar a la torera la ‘imposición’ de la tele ‘de siempre’ que tan amablemente nos tienen dedicada nuestros gobernantes. Solo precisas un programa como ‘hola’ en tu navegador Chrome, pagar tu cuota mensual de manera legal y ya está, puedes ver lo que te venga en gana estés donde estés.Legislar para las ovejas es lo que hacen esta gente”.

El avance de las nuevas tecnologías, internet y las plataformas de vídeo en streaming están llevando a la televisión a perder su posición de principal canal de entretenimiento y aunque esto parezca una afirmación lógica de la que todos somos conscientes, la industria y la revolución tecnológica no están yendo al mismo ritmo.

Es necesario buscar nuevas maneras de ofrecer contenidos audiovisuales de manera legal, y la industria audiovisual debe dejar de cerrar los ojos ante una realidad que se impone a pasos agigantados.

Vidal tiene muy clara su opinión al respecto, y él es sólo una de las muchas voces que piden a gritos un cambio en el modelo de la televisión tradicional: “Mientras que el contenido se adapta a los tiempos, los mecanismos básicos de la televisión como medio y su monetización no lo hacen. La tele tradicional sigue siendo unidireccional, universal y restringida a los medios digitales”. Televisión social, multipantalla, inteligente, conectada a las cosas y atemporal, eso es lo que pide el futuro (y el presente).

Te recomendamos
En otras webs

reportaje atresmedia

Atresmedia

Highway to Sales

beon

Reportaje Manifiesto

Compartir