líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Medios de comunicaciónEl coronavirus ha sido una suerte de revulsivo para los formatos de audio

La pandemia como revulsivo del contenido en formato audio

Por qué la pandemia ha venido de perlas a los pujantes formatos de audio

El 76,2% de los consultados admite consumir más formatos de audio como consecuencia de la pandemia del coronavirus, según Sortlist.

La pandemia del coronavirus, que tan funesta ha sido para tantísimos sectores de actividad, ha tenido, no obstante, un efecto absolutamente balsámico en el vigoroso mercado del audio.

En 2020 vieron la luz la friolera de 900.000 podcasts de nueva hornada a lo largo y ancho del globo. Se trata de una abultadísima cifra que da sopas con honda a los números de 2019, cuando fueron alumbrados 300.000 nuevos podcasts en todo el mundo.

A raíz del «boom» protagonizado en el último de año por los podcasts y otros formatos de audio Sortlist ha decidido poner bajo la lupa esta briosa tendencia entrevistando en 500 CEOs, directivos y líderes de pymes de todo el viejo continente.

Del informe de Sortlist se infiere que el audio ha acaparado extraordinaria relevancia desde del inicio de la pandemia. El 76,2% de los consultados admite consumir más formatos de audio como consecuencia del COVID-19. El 13% no ha variado el consumo de formatos de audio durante los últimos doce meses y solo el 2% ha disminuido el consumo de tales formatos.

En el estudio Sortlist emerge además un dato de extraordinario interés para los marketeros: el 78% declara haber comprado productos de los que ha tenido conocimiento a través de la publicidad insertada en contenidos en formato audio (o al menos se muestra proclive a hacerlo).

Al menos el 90% de los consultados responde asimismo con un rotundo «sí» a la pregunta de si escucharía con mayor asiduidad contenido en formato audio en el futuro.

Aproximadamente la mitad de los consultados declara, por otra parte, que consume audio mientras se desplaza de casa a la oficina y viceversa, hace tareas del hogar o emprende labores de tipo repetitivo.

Y pese a que el 40% de los europeos se ha acogido a la fórmula del teletrabajo en los últimos meses, ha hallado momentos alternativos a los desplazamientos de casa al trabajo para el consumo de audio.

La publicidad en los podcasts goza de una excelente aceptación (y debería quizás ser más explotada)

A pesar del auge de los podcasts, lo cierto es que la radio continúa teniendo la vitola de formato de audio más popular en toda Europa, sin bien a las personas de entre 18 y 44 años les hace particularmente tilín el «podcasting». No en vano, el 67% de los consumidores de esta franja de edad son oyentes de podcasts.

En cuanto a Clubhouse, la red social de la que todo el mundo habla y que parece abocada a revolucionar las plataformas 2.0, lo cierto es que solo el 3% de los europeos declara usar la app.

A la hora de enchufar sus orejas al contenido en formato audio, el oyente no solo busca desconexión y entretenimiento puro y duro. De hecho, en 2020 los podcasts enfocados a la educación fueron los que más profusamente se lanzaron al mercado (133.107 en total). Y los podcasts con el foco puesto en el tiempo libre ocuparon solo la décima posición (47.584).

Así y todo, conviene aclarar que solo el 10% de la gente escucha contenido en formato audio relacionado directamente con su trabajo.

El audio es en todo caso un entorno excelente para la publicidad. El 46% de los consultados se imagina comprando productos y servicios en base a lo escuchado en un podcast y el 31% lo ha hecho ya. Solo el 8% excluye totalmente esta posibilidad.

A pesar de tan halagüeñas cifras, lo cierto es que solo el 19% de las empresas europeas confió en la publicidad en formatos de audio en el transcurso del último año.

Durante el primer año de la pandemia el segmento de los podcasts se las ingenió, en todo caso, para sumar 160 nuevos anunciantes en todo el mundo cada semana. Y en 2021 se generarán al menos 1.000 millones de dólares en el publicidad en los podcasts, más del doble que en 2018.

Conviene, de todos modos, andar con los pies de plomo con la publicidad en los podcasts, puesto el 58% declara haber dejado de escuchar ciertos formatos de audio por culpa de la publicidad.

Trikers, el snack de Risi que saca tu lado más creativoAnteriorSigueinteThe Hop, programa de emprendimiento de Hijos de Rivera, pone su tercera edición al servicio de la hostelería

Noticias recomendadas