Medios

¿Por qué seguimos viendo la televisión en directo? Las redes sociales tienen la culpa

twdDurante los últimas tres décadas la televisión ha sido afectada por la llegada de múltiples tecnologías que han puesto en peligro la “cita” diaria o semanal del espectador para ver su programa favorito frente a la pequeña pantalla.

El advenimiento del ya prácticamente extinto VHS liberaba al espectador hace ya 30 años del yugo de la programación televisiva. El televidente tenía lo oportunidad de grabar su programa favorito y verlo después cuando quisiera. Después llegaría el DVR, que daría al espectador aún más libertad frente a la tiranía de la parrilla televisiva. Y en los últimos tiempos hemos asistido al florecimiento de servicios de vídeo en streaming como Netflix o Hulu a los que muchos han puesto el apelativo de “asesinos” de la televisión tradicional.

Sin embargo, y por mucho que las tecnologías anteriormente enumeradas nos hayan dado un completo control sobre el contenido televisivo que queremos y cuándo y dónde deseamos disfrutar de él, lo cierto es que millones de personas procedentes de todos los rincones del planetas siguen viendo la televisión en directo, en particular cuando están en juego eventos televisivos del calibre de Breaking Bad, The Walking Dead, Homeland o True Detective.

Incluso House of Cards, una serie emitida en exclusiva a través de la plataforma de vídeo en streaming Netflix, vivió hace un par de semanas un fenómeno parecido. A pesar de que en esta plataforma la serie está a disposición del espectador en cualquier momento y en cualquier lugar, los fans de la famosa serie protagonizada por Kevin Spacey devoraron literalmente el primer capítulo de su segundo temporada casi en directo.

Pero, si no somos ya “esclavos” de la programación televisiva, ¿por qué tenemos tanta prisa en ver el último capítulo de la serie de televisión de nuestros amores? La respuesta a esta pregunta podría estar en internet y más en concreto en las redes sociales. Tras la emisión de series de televisión de culto como The Walking Dead, Cómo Conocí a vuestra madre o House of Cards, las redes sociales se llenan hasta los topes de “spoilers” y de personas deseando comentar el último capítulo, explica Graeme McMillan en Time.

¿La consecuencia? Que agobiados por tanto comentarios y “spoilers”, sentimos la presión de ver cuanto antes el episodio de la serie X que tanto “buzz” está generando en las redes sociales. La otra solución sería cerrar el grifo a las redes sociales, pero eso es algo que muy pocos espectadores se plantean en la nueva era digital.

Puede que ya no suframos la dictadura de las parrillas televisivas, pero hemos caído en las garras en otra forma de esclavitud: la dictada por las redes sociales. Y esa esclavitud nos dice que es mejor ver la televisión en directo y, si no tenemos más remedio que hacerlo en diferido, hay que hacerlo lo antes posible, antes al menos de que Twitter nos “destripe” el final de nuestra serie favorita.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir