Medios

En Estados Unidos la prensa local está en peligro de extinción

La prensa local en Estados Unidos, un cementerio acosado por los buitres

La prensa local está languideciendo peligrosamente al otro lado del charco y fondos especulativos como Alden Global Capital están haciendo leña del árbol caído.

prensa localHace ya tiempo que Pittsburgh se desprendió de la etiqueta (completamente antediluviana) de ciudad del acero. Quien a día de hoy desee familiarizarse con la resurrección económica de la segunda ciudad más grande Pennsylvania debería comenzar visitando la cafetería Zeke's del barrio universitario de East Liberty. Allí se dan cita hípsters, banqueros y especialistas en biotecnología que, entre sorbo y sorbo de café (cuyos granos se precian de ser tostados artesanalmente), tienen la oportunidad de zambullirse en las páginas de Pittsburgh Post-Gazette, un veterano diario editado desde el año 1786.

Tan legendaria cabecera no está, no obstante, a disposición de los ciudadanos de Pittsburgh todos los días de la semana. Los martes y los domingos las estanterías reservadas a los diarios en Zeke’s están vacías. En ambos días los aproximadamente 300.000 habitantes de Pittsburgh tienen que conformarse con informarse sobre la actualidad local a través de internet.

Mientras Pittsburgh vive una segunda luna de miel desde el punto de vista económico, su rotativo más emblemático lucha, como otros muchos diarios locales estadounidenses, por su propia supervivencia.

Con los presupuestos publicitarios fugándose peligrosamente a Google y Facebook, la tirada de Pittsburgh Post-Gazette es, cuando van a cumplirse 233 años de existencia, de apenas 80.000 ejemplares.

Durante el verano de año pasado, y antes sus severos problemas económicos, la cabecera sacó la tijera de los recortes y dejó de editar su versión impresa durante dos día a la semana.

En ciudades más pequeñas la situación de la prensa local es aún más dramática. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, hay al menos 171 núcleos urbanos totalmente huérfanos de periódicos locales, lo cual pone se traduce lógicamente en nefastas consecuencias para la política y la cultura municipales y relega aún más a un segundo plano a las minorías.

Y no sólo eso. En la mitad de los núcleos urbanos de Estados Unidos se edita apenas una cabecera local (sin ningún tipo de competencia). La prensa local ha dejado una larguísima retahíla de cadáveres al otro lado del charco durante los últimos 15 años.

Mientras los periódicos de tirada nacional como The New York Times y The Washington Post se han beneficiado enormemente en los últimos tiempos de su cobertura valiente y crítica del controvertido del mandato de Donald Trump, la prensa local no logra atisbar la luz al final del pozo. Y buena parte de sus contenidos llevan la firma de agencias y no de redactores propios.

En Chicago el prestigioso Chicago Tribune se ha visto obligado a mudarse del imponente rascacielos al que presta, de hecho, su nombre (Tribune Tower) a un edificio que pasa totalmente desapercibido, por anodino, en la ciudad de los vientos. Y en situaciones igualmente dramáticas se encuentran otros muchos diarios locales allende los mares.

Para colmo de males Gannett, una empresa que tiene en propiedad alrededor de 100 diarios locales en Estados Unidos, está en el punto de mira de Alden Global Capital, un fondo especulativo al que no pocos acusan de lanzarse cual ave carroñera sobre la alicaída prensa de carácter no nacional (con el último objetivo de apropiarse de sus inmuebles).

No en vano, tras echar el lazo al Denver Post, Alden Global Capital no dudó en poner de patitas en la calle a 240 de los 300 trabajadores de la cabecera. Y James Angel, profesor de la Universidad de Georgetown, asegura que esta empresa (que paradójicamente se jacta de salvar periódicos) “no invierte sino que se limita a vender todo aquello que puede vender”.

Pese a que Alden Global Capital ha puesto un cheque de 1.300 millones de dólares sobre la mesa de Gannet, la compañía está decidida a rechazar su oferta. Si terminara aceptándola, la prensa local estadounidense firmaría quizás definitivamente su sentencia de muerte.

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir

Centro de preferencias de privacidad

Navegación

Estas cookies permiten que el Sitio Web funcione correctamente por lo que son esenciales para que el Usuario pueda usar todas las opciones del Sitio Web y pueda navegar y utilizar las funciones de la misma con normalidad.

Advertising

Analíticas

Estas cookies recopilan información anónima de manera estándar sobre la navegación del Usuario y sus patrones de comportamiento. La información recogida mediante las cookies analíticas es utilizada para la elaboración de perfiles de navegación de los Usuarios de este Sitio Web, con el fin de introducir mejoras en nuestro servicio.

__utma, __utmz, __utmb
__utma, __utmz, __utmb

Other