Medios

Las empresas pequeñas se benefician de la publicidad en televisión

La publicidad en televisión es un "país de las maravillas" para las empresas pequeñas

La publicidad en televisión obra auténticos milagros desde el punto de vista de las ventas para las empresas de pequeño tamaño, según un estudio de Data2Decisions.

publicidad en televisiónAquellas pequeñas empresas ávidas de un rápido empujón en las ventas harían bien en fijar la mirada en la publicidad en televisión, que es de hecho el canal publicitario más eficaz para este tipo de anunciantes. Así se desprende al menos un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por la empresa de marketing Data2Decisions.

El informe, que puso bajo la lupa 300 campañas de 78 empresas de tamaño pequeño, concluye que la televisión engulló el 80% de las ventas emanadas de la publicidad de las compañías evaluadas. En las campañas analizadas en su informe por Data2Decisions la pequeña pantalla constituía el 66% del presupuesto total.

Si nos detenemos los canales online y “below-the-line” (la publicidad pagada en los buscadores, el marketing de afiliación y el CRM, por ejemplo), tales medios engulleron el 17% del presupuesto global y generaron apenas el 6% de las ventas.

El estudio define como empresas pequeñas a aquellas cuyo tamaño está por debajo del 1% de las compañías líderes en el mercado.

Data2Decisions proporciona los siguientes consejos a aquellas compañías pequeñas que buscan abrirse paso en la publicidad en televisión:

- Es preferible fijar la mirada en la televisión cuando otros canales de generación de demanda están saturados. Algunos canales como la publicidad en los buscadores, el CRM, la publicidad display y el marketing de afiliación son eficaces en niveles bajos de gasto, pero se saturan rápidamente y dejan entonces de poner resultados contantes y sonantes sobre la mesa.

- Resulta más eficaz comenzar poniendo el foco en el “brand awareness” y no tanto en la activación. Después de lanzar una campaña que pivota en torno al “brand awareness” la activación se incrementa en torno al 14%.

- Los anunciantes que debutan por primera vez en la televisión deberían apostar por anuncios de 30 segundos o menos. La duración óptima de los spots televisivos es de 20 segundos, si bien su longitud está lógicamente a expensas de la complejidad del mensaje creativo.

- Puesto que el coste de la publicidad televisiva fluctúa enormemente en función de la época del año, los anunciantes deben utilizar necesariamente parámetros temporales en sus campañas televisivas. Para las empresas de gran consumo, por ejemplo, los mejores meses para anunciarse en televisión son julio y agosto.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir