Medios

Ramón Trecet (periodista): "Es imposible que surja un Steve Jobs español"

"Buscad la belleza ahí fuera, porque es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo", decía Ramón Trecet (periodista) cada vez que despedía su programa en la radio pública. A raíz de la muerte de Steve Jobs, Jot Down quiso hacerle una entrevista. "Los periódicos de papel han llegado tarde a la muerte de Jobs. La darán mañana, refugiándose en eso de que el papel trae las noticias con pausa y análisis. Hoy, a las tres y media de la madrugada, estaba leyendo una necrológica de cinco páginas en la edición digital del NY Times. Cada noticia importante que se produce sin que el soporte de papel llegue a darla, como la muerte de Jobs, es un clavo más", comentaba el periodista.

Les reproducimos aquí alguna de las preguntas más interesantes de esta entrevista y las respuestas de Ramón Trecet:

¿Cuántos clavos quedan para enterrar al periodismo en papel?

"Salen noticias pseudocientíficas: ¡en 12.500 años desaparecerán los árboles del planeta! , ¡el papel en el periodismo acabará en 2019! Y todos empezamos a retuitear, pero siempre habrá un resquicio para el papel. Es un planteamiento generacional. Mi generación y la vuestra, que han conocido el papel a lo largo de sus años formativos, porque vosotros sois unos carcas [inconfundible sonrisa], seguiréis manejando papel. Mi nieta, con 6 años, ya tiene dos ordenadores y está en un colegio donde no usan libros. ¿Cuando cumpla 20 va a necesitar un periódico de papel?"

Tú empleaste el término 'aurigas' para referirte a los directores de los medios impresos porque intentan gobernar el bólido de la información como si siguiera siendo un carro de caballos. ¿Son conscientes de ese camino sin salida?

"La muerte de Jobs es otra puntilla más en la consciencia de la gente de que el papel es solamente un soporte, pero los aurigas no lo saben. Yo en elevados despachos del periodismo español he oído frases como ésta: “Lo que hay que defender es el propio formato del periódico. La contraportada, las cinco columnas…”. Una idea muy respetable y defendible, amigo, pero el tsunami sigue avanzando y no lo vas a parar con la mano. Imagino que cuando llegaron los primeros motores de explosión a Madrid, muchos cocheros dirían: “Sí, pero a mi caballo, ¡que no me lo toque nadie!”. Y hablarían entre ellos: “¿Has visto la montura ésta que acaban de sacar? Es especial, al caballo no le molesta…”. Los diarios son una industria en evolución, con grandes problemas de credibilidad e inserción social y una plataforma caduca".

Vamos, que la actual generación dirigente no puede gobernar la transición tecnológica. En Internet no habrá “café para todos”…

"Recuerdo una conferencia de otro director de un periódico español de tirada nacional. Empezó así: “El papel va a desaparecer”. Y ese mismo señor, en twitter no contesta a nadie. Tiene una cuenta que es un diario de avisos. ¿Respondo? En España creen que el cambio es sacar versiones PDF del periódico. Los orbyt, los kioskoymas… son meros PDF’s. Le cambian la montura al caballo. Nadie aplica html 5. Claro que todavía no se gana dinero. No ha habido una sola empresa en España que haya considerado que meterse en el periódico con su cabecera es invertir, en vez de gastar. El único que lo ha hecho así es el diario británico The Guardian. Que ha sacado una nota diciendo: primero, lo digital, luego ya veremos qué hacemos. Son líderes".

¿Cómo afecta esta mutación tecnológica al periodista?

"Vuelvo al despacho de un gran director. Hablábamos de las características y calidades de sus columnistas. Y yo le dije: perdóname, pero eso está obviado por la tecnología. Mira en la parte superior derecha de mi twitter. Yo no me llamo Ramón Trecet. Me llamo 31.000, que es lo que tengo hoy. Ya sé que es por la personalidad, por la imagen, pero yo, lo que valgo, hoy, es esa cifra que sale ahí a la derecha. Y cada columnista de un periódico, exactamente igual. Entonces, ¿Fulano? Es magnífico, escribe de bien… ¡Sí, pero le siguen 2.000!"

¿En qué situación está España en la carrera por el liderazgo de Internet?

"Los países ya no se llaman Escocia, Australia o Inglaterra. Sino el país del inglés, del español, el país del francés. Los países de los idiomas. El español está ahora mismo en quinta posición. Primero, inglés. Luego el chino, el alemán y el francés. Pero nuestro potencial de crecimiento, por el área hispanohablante, es enorme: la mitad de Estados Unidos y de México hacia abajo".

¿No hemos sabido aprovecharlo?

"La carrera no ha terminado. Esto no es ni un 100 metros lisos, ni un maratón, sino un ‘milqui’ (1500 m. lisos). Y en el ‘milqui’ todos sabemos lo que pasa: la primera vuelta ‘mire usted’, la segunda ‘cuidado con ése y que no me dé en el hígado’, la tercera ‘uyuyuyuyuy’ y la cuarta: ‘me cago en la madre que le parió’. La carrera de Internet está en la segunda vuelta. Estamos todavía en que el de al lado no nos pegue. Se muere Jobs: todos decimos era un tío cojonudo. ¿Pero dónde está nuestro Jobs? ¿Tenemos un sistema educativo que pueda dar un Jobs? ¿Tenemos una mentalidad como para dar Jobs? Contesto: es imposible que haya un Jobs español. Lo único que damos es cultura de acompañamiento. Porque no creemos en nosotros mismos".

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir