Medios

¿Realmente el Financial Times vale cinco veces más que The Washington Post? Todas las claves de su éxito

financial times the washington postSi hay una noticia que se ha convertido en una de las protagonistas de este verano ha sido la venta del diario británico Financial Times por parte del grupo Pearson a la firma de medios de comunicación japonesa Nikkei.

Siempre sucede que, cuando una marca tan icónica como es el caso de la cabecera económica se pone a la venta, las operaciones arrojan inesperados resultados. Especialmente cuando entran en juego grupos extranjeros.

Hace apenas dos años, el CEO de Amazon, Jeff Bezos, pagó 250 millones de dólares por The Washington Post que en ese momento contaba con unos ingresos de 582 millones de dólares. A día de hoy, el Financial Times ha informado de que cuenta con un total de 737.000 suscriptores en combinación de las ediciones impresas y digital. Los últimos datos apuntan a unos beneficios de explotación de 518 millones de dólares el pasado año de acuerdo a las informaciones ofrecidas por The Wall Street Journal.

La cabecera ha sufrido las mismas disminuciones en la inversión publicitaria que otros agentes de la industria. Lo cierto es que el Financial Times ha llegado al momento de su venta con unos datos ligeramente mejores que los presentados por The Washington Post en el momento de su adquisición por parte de Amazon. Esto plantea una cuestión bastante interesante: ¿Realmente el FT vale hasta cinco veces más que el Post, en un momento en el que el panorama de la impresión no está más fuerte que hace dos años?

Aquí pueden entrar en juego varios factores tal y cómo dejan claro desde Quartz. Es muy probable que el grupo Pearson contase con mejores cartas con las que negociar y el grupo Nikkei estuviese muy interesado en adquirir la repercusión a nivel mundial del Financial Times, mostrando un interés mucho mayor que el de Bezos.

La venta del diario económico británico por 1.190 millones de euros nos deja además un rayo de esperanza para ese sector de la prensa en papel que muchos se empeñan en enterrar en pos de la era digital. Es una llamada de atención a los altos ejecutivos de la esfera comunicativa a nivel global que, abanderados en el ahorro, recortan drásticamente las plantillas de las redacciones y rebajan la calidad ante el descenso injustificado de las coberturas informativas.

En el momento de su venta. The Washington Post, era precisamente uno de estos diarios que, debido a la crisis, había replegado sus alas informativas. Por el contrario, el FT, golpeado igual que el resto de medios ante la caída de las ventas y la inversión publicitaria, cuenta con una gran presencia en el escenario informativo internacional.

Su cobertura en Rusia, China, Oriente Medio y sectores clave como el petróleo, le convierten en referente mundial. El mensaje enviado por Nikkei es que, a pesar de la carnicería que se lleva produciendo desde algunos años en el mundo de la prensa en papel, sigue valiendo la pena pagar por estos referentes.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir