Medios

Reformar la ley audiovisual, la asignatura pendiente del nuevo gobierno

rajoyAtrás ha quedado la recesión económica para las principales cadenas televisivas españolas. Mediaset y Atresmedia crecieron significativamente en beneficios durante este año y el consumo televisivo de las audiencias nacionales no tiene nada que envidiar a los gigantes del streaming.

Ahora bien, los players digitales y los tradicionales no compiten con las mismas reglas. La televisión privada se ve obligada a destinar un 9% de los ingresos a financiar la televisión pública y el cine nacional, mientras que las nuevas compañías carecen de tal imposición.

Así lo declaró Alejandro Echevarría, presidente de Mediaset y de la asociación Uteca, en una entrevista para Expansión. El directivo no dudó en tachar de "desigual" la competencia con diferentes actores como Netflix, nacidos bajo el amparo de internet.

Para lidiar con la disparidad de condiciones, el directivo apunta a ciertas medidas a poner en práctica para el nuevo gobierno. El ejecutivo habrá de "reformar la ley audiovisual, que ha quedado obsoleta con la llegada de nuevos actores en la distribución online de contenidos audiovisuales, propiciada por la revolución digital".

Como tarea pendiente, Echevarría señala que "resulta imprescindible que los operadores tradicionales y lo nuevos distribuidores de contenidos se igualen en derechos y obligaciones, frente a la actual hiperregulación de los operadores tradicionales de televisión".

Con todo, los grandes grupos de comunicación españoles comienzan a tomar la medida a las plataformas de streaming. Además de un crecimiento en los ingresos publicitarios, la televisión privada está apostando por portales online propios. Sitios digitales que hagan frente a los omnipresentes gigantes de internet.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir