Medios

Segunda pantalla, social TV y otras pinceladas sobre el futuro de la televisión

Estos días se escribirá y se hablará mucho sobre el futuro de la televisión. Al frente de toda esta discusión estará, sin duda, la "social TV": el cambio en la televisión hacia un medio de diálogo. Pero mucho será falso. En la naturaleza de lo futurible está implícito que es impredecible. Pero en vista de la reciente y vertiginosa evolución, estos pensamientos deben permitirse:

- La social TV es sólo otro truco que, para el grueso de los formatos (debido a la escasez de recursos), no juega un papel importante. Es entendible que los espectadores hayan descubierto esa tendencia, que se trata del presunto acercamiento al medio que todo lo engloba (internet) y la creciente pérdida de significado de la televisión como medio director. La social TV no es más que una tecnología puente en un nuevo envase. Y quizá se mostrará que el medio televisivo generalmente está muy limitado en cuanto al diálogo.

- La segunda pantalla sufre de un fallo de valoración parecido: ¿quién cree en serio que todavía veremos en la época post-móvil del futuro la mayor parte del consumo de imágenes animadas en el salón y en una gran pantalla principal? La imagen animada se liberará perfectamente de las ataduras de los aparatos y servirá al día a día como un medio omnipresente: desde la parada del autobús hasta el museo. Mucho más probable es que tengamos nuestra pantalla siempre con nosotros. No como smartphone, sino en el campo de vista. Un HUD (Heads-Up-Display) se ocupa de la comunicación con la red. La televisión del futuro precisa además una estrategia de realidad aumentada.

- El mercado de imagen animada al completo está maduro para el lanzamiento y se encuentra indeciso en el acantilado. Esta idea rompedora podría estrellarlo. Desgraciadamente, lo demoníaco de esta ruptura es que nadie la prevé y no se puede detener. Pero ella viene.

- La influencia de la  GoogleTV y Apple (iTV) se ha sobrevalorado. Mientras ninguno de los dos pueda ofrecer una idea verdaderamente rompedora, se encasillan en un ecosistema ya existente aportando simplemente un toque personal.

- El Kinect de Microsoft, el Siri de Apple y ahora el Touché de Disney: la navegación de los contenidos de imágenes animadas va hacia la misma dirección que los contenidos. Se hará cada vez más apropiada para cualquier sitio y romperá ya el concepto de ver la tele en el salón.

¿Cómo afectará todo esto al propio contenido? Para empezar está claro: en esta época de cambio, el contenido se establecerá predominantemente a través de las diferentes opciones técnicas. No porque tenga sentido, sino porque funciona, se desarrollarán formatos, lo que llevará a más innovaciones técnicas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir