Medios de comunicación

Series sobre política para

5 series que recrean las acrobacias en el delirante circo de la política

El poder que hay solapado a la política es tan ponzoñoso que termina a menudo corrompiéndolo todo. Y las series de televisión no pueden evitar sustraerse a sus intrigas.

the politicianEn la última semana los medios, habitualmente volcados en las lóbregas noticias sobre el coronavirus, han desplazado buena parte de sus focos a Estados Unidos para cubrir las elecciones presidenciales que se celebraron el pasado 3 de noviembre al otro lado del charco.

Allende los mares la política se han enfangado en los últimos años hasta límites insospechados, aunque por estos lares los políticos no andan tampoco sobrados de virtudes.

El poder en hay solapado a la política es tan ponzoñoso que termina a menudo corrompiéndolo todo. Y las series de televisión no pueden evitar sustraerse a sus intrigas. A continuación, y de la mano de W&V, le proponemos 5 series que beben del turbulento manantial de la política como fuente de inspiración:

1. El cuento de la criada

En El cuento de la criada los Estados Unidos de América han pasado a mejor vida para dar paso a un nuevo estado totalitario bautizado con el nombre de Gilead, cuya ideología cristiana fundamentalista traza una zanja absolutamente insalvables entre mujeres estériles y fértiles

Mientras las primeras trabajan como sirvientas o ejercen de sumisas esposas de comandantes, las féminas fértiles ejercen de criadas cuyo último objetivo es procurar descendencia a sus jefes.

La primera temporada de la aclamada serie fija la mirada en la siniestra vida cotidiana en Gilead, la segunda se centra en el embarazo de Defred y en su rebelión contra el nuevo orden y en la tercera el espectador asiste a la organización de la resistencia contra la tiranía del régimen.

Más allá de su argumento, tan absorbente como lacerante, la serie destaca por las sobresalientes interpretaciones de Elisabeth Moss, Yvonne Strahovski y Joseph Fiennes.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

2. Borgen

Después de una turbulenta campaña electoral Brigitte Nyborg Christensen (Sidse Babett Knudsen) es elegida de manera completamente inesperada Primera Ministra de Dinamarca.

Encaramada de manera tan súbita al poder, la idealista Brigitte Nyborg pronto se da cuenta de que necesita colgarse inevitablemente del pragmatismo para poder gobernar y atenerse (en la medida de lo posible) a sus promesas electorales.

En la serie la buena de Nyborg, adscrita a un partido de ideología moderada, se ve confrontada además con las tensiones que su nuevo cargo crean en su familia, en particular en su esposo, que debe ejercer de la noche a la mañana de padre a tiempo completo.

Cuando se estrenó allá por 2010, Borgen revolucionó por completo el panorama televisivo con las soberbias interpretaciones de sus intérpretes y la complejidad de unos guiones en los que la televisión europea aspira a mirarse desde entonces.

Si no visualiza correctament el vídeo embedded, haga clic aquí

3. The Politician

Payton Hobart (Ben Platt) tiene un único propósito en la vida: convertirse en el presidente de los Estados Unidos. Y consagra todos sus esfuerzos vitales a tan ambiciosa meta.

Hobart, que es el hijo adoptivo de una familia acaudalada, está todavía en el instituto cuando se inicia la serie. Su primera escenario político es, por lo tanto, es el consejo estudiantil del centro educativo en el que estudia y que aspira por supuesto a presidir valiéndose de todo tipo de sucias maniobras.

Ya en la segunda temporada Hobart, que tiene 22 años, presenta su candidatura al Senado por Nueva York y se topa con contrincantes tan o más desalmados que él mismo en la lucha por el poder.

La serie, que rubrican Ryan Murphy, Brad Falchuk y Ian Brennan, es tan colorida en sus imágenes como chillona en su tono.

The Politician constituye un retrato ácido y cargado de sátira de la política y también de los narcisistas líderes que emergen en último término de su vientre.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

4. The Comey Rule

Justo dos semanas antes de las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos James Comey (Jeff Daniels), el que fuera jefe del FBI, reveló que su agencia estaba investigando a Hillary Clinton por utilizar supuestamente un servidor privado de correo electrónico cuando era Secretaria de Estado en el Ejecutivo de Barack Obama.

En su momento se creyó que las revelaciones de Comey fueron las que asestaron en último término un golpe mortal a la campaña de la entonces candidata demócrata a la Casa Blanca. Así y todo, cuando Trump asumió su cargo, no tardó en deshacerse del controvertido jefe del FBI, que pese a todo no habría actuado movido por intencionalidades políticas, según el Departamento de Justicia.

La serie The Comey Rule, que consta de cuatro episodios, explora el singular estilo de liderazgo del que fuera máximo responsable del FBI y la manera en que lidió con el escándalo de los emails de Hillary Clinton. Ya en la segunda parte la serie analiza la acalorada disputa en los medios de Comey y Donald Trump (Brendan Gleeson) a cuenta de la supuesta injerencia rusa en los comicios de 2016.

Viendo que quien de manera no intencionada había contribuido a encumbrarlo a la Casa Blanca estaba lacerando su imagen y la de su partido, Trump despidió a Comey en mayo de 2017, solo cuatro meses después de asumir el poder.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

5. Madam Secretary

La analista de la CIA Elizabeh Adams McCord (Téa Leoni) es nombrada Secretaria de Estado por el que fuera su jefe, convertido a la postre en presidente de los Estados Unidos.

En su nuevo cargo McCord se pone a prueba a sí misma en un complejísimo escenario internacional y también en su propia casa, donde tiene que lidiar con tres hijos.

Para terminar de rizar el rizo su predecesor en el puesto, que falleció en un accidente de avión, podría haber sido víctima de un oscuro complot político.

De naturaleza algo más superficial y liviana que otras series de corte político, Madam Secretary lleva la firma de Barbara Hall, la creadora de Homeland, y destaca por el arrollador carisma de su protagonista.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Dendary

Smartclip

La Vaguada

Compartir