líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Sony está dispuesto a competir con Apple para redefinir la televisión

Hogward Stringer, CEO de Sony, aseguró el pasado jueves en un desayuno organizado por The Wall Street Journal, que no tiene ninguna duda de que Steve Jobs estuvo trabajando durante sus últimos días en reinventar la televisión, mientras que su compañía ha pasado los últimos cinco años desarrollando la plataforma que compita contra Apple.

Según Stringer, la industria de la televisión no puede seguir este mismo camino. “No podemos seguir vendiendo televisiones de la forma en que lo hemos hecho. Cada televisión que fabricamos todos hace perder dinero”, aseguró. Y es que Sony ya advirtió la semana pasada de que podría perder hasta mil millones de dólares en este año fiscal por culpa del decadente mercado de las televisiones, que lleva siete años perdiendo dinero.

Stringer aseguró que no tiene ninguna duda de que Jobs estuvo trabajando en un nuevo tipo de televisión, “es lo que todos estamos buscando”, añadió. Y, aunque aseguró que no va a “subestimar la capacidad de Apple de crear un nuevo concepto”, resaltó que se trata de un concepto bastante complicado, además de que cualquier transición a un nuevo tipo de televisión llevaría mucho tiempo, según recoge The Wall Street Jounal.

El año pasado, Sony se asoció con Google para lanzar la plataforma Google TV, pero este dispositivo al final pasó, sin pena ni gloria, y algunos de sus asociados, como Logitech, van a mantenerse al margen de futuros proyectos.

Sony también apostó muy fuerte por las televisiones en 3D, pero la adopción entre los consumidores sigue siendo bastante limitada. Según Stringer, el bajo volumen de ventas de este tipo de pantallas se debe a la falta de contenidos preparados para estos nuevos formatos. Pero a pesar de que Sony no está viviendo uno de sus momentos más favorables, Stringer afirmó que ha pasado los últimos cinco años creando una plataforma capaz de competir contra Steve Jobs. Una plataforma que ya está terminada y que verá la luz próximamente.

Para el CEO de Sony, 2011 habría sido un año de beneficios si no hubiera sido por la consecución de desastres ocurridos este año: el terremoto y tsunami de Japón en marzo, el ataque contra el servicio de PlayStation y las últimas inundaciones de Tailandia. Unos desastres que han costado a la compañía hasta 3.000 millones de dólares: “Para Sony este año, todas estas cosas son mucho peores de lo que pudierais llegar a imaginar”.

El peor hotel del mundo explota su "cutrez" en YouTubeAnteriorSigueinteLos patrocinios en televisión que inciten a la compra contarán como publicidad

Noticias recomendadas