líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Medios de comunicaciónLos servicios de vídeo en streaming apoyados por la publicidad están al alza

La pujanza del streaming financiado por publicidad

El streaming sazonado con publicidad hace ya la boca agua a 6 de cada 10 consumidores

La proporción de consumidores que disfrutan de servicios de vídeo en streaming financiados mediante la publicidad ha pegado un brinco del 70% en el último año.

El vídeo en streaming es un rayo que no cesa y, aunque una de las grandes virtudes de esta fórmula de entretenimiento es que es ajena a bote pronto a la publicidad (en su vertiente más popular al menos), a cada vez más consumidores les seducen los anuncios en este formato.

Según un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por Hub Entertainment Research, la proporción de consumidores que disfrutan de servicios de vídeo en streaming financiados mediante la publicidad ha pegado un brinco del 70% en el último año.

La popularidad denominadas plataformas AVOD (ad-supported streaming services) ha crecido como la espuma gracias a la pandemia. Si en febrero de 2020 solo el 34% de los consumidores de entre 14 y 74 años disfrutaba de este tipo de plataformas, a finales de 2020 el porcentaje era del 50% para alcanzar el 58% en febrero de este año.

De todos modos, los servicios AVOD no son los únicos que han puesto los dientes largos al consumidor en el transcurso de los últimos meses. El 77% de los consumidores confiesa que ve ahora más la televisión que antes de la entrada en escena del COVID. Y el 42% va más allá y admite que ve mucho más la pequeña pantalla que antes.

Los gigantes del streaming son a día de hoy aún más colosales

En el último año ha descendido, no obstante, el número de consumidores que recurre a los servicios de televisión de pago. El 62% está suscrito a día de hoy a tales servicios, frente al 70% de 2020.

Que entre los consumidores cunda el desencanto por la televisión de pago parece ser una circunstancia pareja a su creciente carencia por servicios de televisión en streaming como YouTube TV, Hulu+ Live TV y SlingTV. La suscripción a este tipo de servicios ha protagonizado un fenomenal incremento del 90% en el transcurso del último año.

Por otra parte, durante los últimos doce meses se ha observado asimismo un notable incremento en el número de consumidores suscritos a las plataformas más populares de vídeo en streaming. 6 de cada 10 consumidores estaban suscritos a Netflix en febrero de 2020 y un año después la proporción es ya del 71%.

Ha aumentado asimismo la popularidad de Prime Video (30% vs. 51%), Disney+ (29% vs. 42%) y Hulu (25% vs. 41%).

Por su parte, HBO Max, uno de los servicios de vídeo en streaming más jóvenes al otro lado del charco, parece haberse beneficiado de la decisión de Warner Brothers de compaginar el estreno en esta plataforma de grandes «blockbusters» con su aterrizaje simultáneo en los cines. En julio de 2020 solo el 15% de los consumidores tenía suscripción en HBO Max, una proporción que ha escalado hasta el 31% en febrero de 2021.

LinkedIn compara en este spot tu (abandonada) búsqueda de trabajo con una planta marchitaAnteriorSigueinteLa campaña que nos invita a ir a Andorra este verano por su calidad del aire

Noticias recomendadas