Medios

La televisión y Netflix satisfacen deseos distintos en el espectador

Con la televisión el espectador toma contacto con el mundo, con Netflix escapa de él

Cuando el espectador se aproxima a la televisión en directo, es para tomar contacto con el mundo exterior. Para escapar del mundo el consumidor apuesta, en cambio, por Netflix y compañía.

televisiónEn los tiempos que corren el consumidor se aproxima al vídeo colgándose del brazo de múltiples formatos y cada uno de ellos se adapta a sus necesidades, que son por supuesto variadísimas.

Según un reciente estudio de la consultora MTM y Thinkbox, la asociación que agrupa a las cadenas privadas de televisión en Reino Unido, los consumidores invierten casi cinco horas diarias contemplando contenido en formato vídeo a fin de satisfacer alguna de estas 8 necesidades:

1. Desconectar (26% del tiempo de visionado).

2. Distraerse y pasar el rato (18%).

3. Obtener confort a través del visionado de algo familiar (16%).

4. Mantenerse en contacto con el mundo exterior (12%).

5. Poder hablar de lo que otras personas están también visionando (10%).

6. Dar rienda suelta a los intereses personales (9%).

7. Escapar del mundo (7%).

8. Buscar información de carácter práctico (2%).

De acuerdo con el informe de MTM y Thinkbok, la clásica televisión en directo ayuda a la gente a estar en contacto con el mundo y también a alumbrar experiencias (casi siempre de índole satisfactoria) emanadas del visionado compartido.

Esto explicaría por qué la televisión en vivo engulle el 56% del tiempo que el espectador tiene a bien dedicar diariamente al visionado de vídeo pese a la proliferación de alternativas a la “caja tonta” de toda la vida.

Si la televisión en directo sirve al espectador para tomar contacto con el mundo en el que vive, los servicios de vídeo bajo demanda procuran al consumidor un servicio totalmente distinto: el de extraviarse en otros universos.

A YouTube los espectadores recurren, por su parte, para matar el tiempo y para cosechar informaciones de tipo práctico.

Los servicios de vídeo bajo demanda representan el 15% del visionado diario de vídeo del consumidor, pero aglutinan el 32% del visionado con el foco puesto en el escapismo.

Y aunque YouTube constituye únicamente el 2% del visionado global de vídeo, en esta plataforma echa raíces el 56% del visionado de tipo práctico.

Las razones por las que la gente se arroja en los brazos del vídeo varían ligeramente en función del grupo de edad del espectador. Los más jóvenes invierten más tiempo contemplando vídeos por pura distracción, mientras que las personas mayores de 55 años consumen contenidos audiovisuales para permanecer en contacto con el mundo.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir