líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Medios de comunicaciónUn mando apuntando a una televisión

El auge del streaming

Televisión lineal vs. streaming: estas son las preferencias de cada generación

Según un reciente estudio de Wavemaker, el 64% de los jóvenes españoles prefiere el streaming a la televisión lineal.

Cada vez son más los consumidores que caen rendidos ante las posibilidades que les ofrecen las plataformas de streaming frente a la televisión lineal. Con la llegada de la pandemia, que se ha traducido en numerosos cambios en el comportamiento de los consumidores, esta tendencia ha tomado impulso.

De ello da fe Wavemaker en su último informe, en el que analizan el consumo que las personas realizan de los servicios de streaming en comparación con la televisión tradicional. Los datos parten de LIVE Panel, la encuesta global single-source de la compañía, realizada en 54 países a casi 400.000 personas.

Según este estudio, a pesar de que los más jóvenes pasan más tiempo viendo contenidos de plataformas de streaming, la televisión tradicional suscita interés. En concreto, el 58% de los jóvenes entre 18 y 24 años a nivel mundial ven la televisión vía streaming frente al 42% que consume la tradicional. Si hablamos de los mayores de 55 años, las cifras cambian. Un 33% elige la televisión en streaming y un 67% la televisión lineal.

consumo televisión lineal y streaming
En España, un 36% de los jóvenes entre 18-24 años ve la televisión tradicional lineal, frente al 64% que se decanta por los programas en streaming. No obstante, el 37% de los mayores de 55 opta por el streaming, frente al 63% de la televisión tradicional.

consumo televisión lineal y streaming España

Desde Wavemaker destacan que el consumo general de televisión para entretenimiento no ha cambiado y se sitúa en un promedio de 122 minutos. Pero sin duda, el auge del streaming es notable. A nivel global, el 37% de los consumidores se han suscrito a un servicio de streaming de vídeo en los seis meses hasta noviembre/diciembre de 2020, y si hablamos de suscripciones a proveedores de servicios de streaming/televisión por cable digital, el porcentaje es del 31%. La tendencia es mayor en los hombres y jóvenes.

En cuanto a los mercados, Asia, China, India, Malasia, Filipinas, Brasil y Sudáfrica son los que registran una mayor tasa de suscripción. En España, la suscripción a servicios de streaming de vídeo fue del 52% durante los últimos seis meses de 2020.

Con estos datos sobre la mesa, no es de extrañar que, a nivel mundial, las suscripciones de Netflix hayan aumentado del 49% en el Ola 1 de la pandemia al 53% en la Ola 2 (noviembre); Amazon Prime del 16% al 19%; y Disney+ del 9% al 13%.

¿Cómo pueden llegar los especialistas en marketing al público que prefiere disfrutar del contenido sin publicidad?

Aunque se ha visto acelerada por la pandemia, el aumento del consumo de contenido en streaming ya se observaba antes de la llegada del COVID-19. Aunque cabe la posibilidad de que el crecimiento disminuya con el tiempo reduciéndose en los hogares que cuentan con varias suscripciones, el informe advierte de que aún queda margen en el mercado si los grandes players como Disney+, Netflix o Amazon cumplen sus objetivos de venta futuros.

Po otro lado, también se ha visto acelerado el cambio de la televisión del lineal hacia el streaming. En este punto, las marcas deberán tener en cuenta que las principales impulsoras de este giro son las generaciones más jóvenes.

La clave para que las compañías sigan conectando con esta audiencia reside en ofrecer contenido de calidad y, a pesar de las restricciones del COVID-19, un reciente estudio de Reino Unido muestra que la programación en vivo de alta calidad aún puede generar audiencias récord. Como ejemplos destacan la Premier League de fútbol o la NFL en EE.UU.

Como respuesta a este cambio, los profesionales del marketing deberán echar mano de su creatividad a la hora de interactuar con los consumidores en este tipo de plataformas sin publicidad. Por ejemplo, con programación financiada con publicidad o product placement. Y sobre todo, ver esta tendencia como una oportunidad para crear historias relevantes que logren conectar con su público.

"No hay peor creativo que el que no sabe compartir sus ideas", N. Fernández (Manifiesto)AnteriorSigueinteCorreos vuelve a las cifras positivas con un resultado de 4,7 millones de euros

Noticias recomendadas