Medios

La televisión sigue vivita y coleando, pese a estar amenazada de muerte

televisionQuizá no lo supiera, pero hoy, 21 de noviembre, es el Día Mundial de la Televisión. Un día que celebra la importancia del canal medio así como sus repercusiones en el desarrollo social y cultural. Desde MarketingDirecto.com hemos querido honrar a este canal por sus múltiples aportaciones a la industria.

A ojos de los anunciantes, la televisión sigue siendo un canal idóneo para conectar con los consumidores. Ahora bien, los nuevos formatos publicitarios comienzan a mermar la importancia de la "caja tonta". Y, de acuerdo con el panel Zenith Vigía, la inversión televisiva tendrá un crecimiento negativo de cara al próximo año, cerca de un 1% inferior a la de este.

Con todo, quienes querían llevar a la tumba a los amados televisores se equivocan. Al menos por el momento. Un estudio alternativo del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) muestra que la mayor parte de los españoles siguen bebiendo los vientos por la televisión gratuita con anuncios, frente a un porcentaje ínfimo que se ha pasado a las suscripciones de pago.

Eso sí, la televisión no se ve de la misma manera. Las nuevas generaciones, multitaskers, consumen el contenido audiovisual de forma diferente. Cada vez más acuden a sus dispositivos móviles mientras ven la televisión, bien para comentar el contenido por redes sociales, bien para informarse de ciertos aspectos relacionados en la red.

Todo ello apunta a un dato innegable: la televisión está vivita y coleando. Como dato curioso, Adnews estima que el espectador medio británico visualice en televisión unas 1.300 horas de contenido. Esta ingente cuantía sería el equivalente a consumir todas las temporadas de la adorada Breaking Bad, Orange is The New Black y House of Cards juntas, unas diez veces.

No recomendamos a nadie que se pegue semejante panzada de contenido de Netflix, el "binge-watching" que llaman al otro lado del charco. Aunque es un hábito bastante extendido entre los espectadores de canales de pago en todo el mundo.

Y es que las nuevas plataformas nacidas bajo el amparo de internet maximizan el engagement con los consumidores e impulsan el consumo ininterrumpido de contenido. También permiten disfrutar de las series y películas en varios dispositivos diferentes, una gran ventaja frente a la televisión.

No obstante, los escándalos recientes de las métricas de Facebook ponen de resalto la ausencia de verificación de los datos proporcionados a los anunciantes. No pocos han salido escaldados ante la medición errónea, temerosos de que sus presupuestos sociales de vídeo no hayan sido optimizados. Mientras, la televisión refuerza su transparencia con una verificación de audiencias implantada desde hace décadas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir