Medios

"The Washington Post" prohíbe a sus redactores debatir con los lectores en Twitter

"The Washington Post" prohíbe a sus redactores debatir con los lectores en TwitterCada vez más medios de comunicación se embarcan en Twitter con el ánimo de dar mayor difusión a sus noticias y también de dialogar con sus lectores. Sin embargo, esto último puede convertirse en ocasiones en un arma doble filo. De ese parecer es al menos el diario estadounidense The Washington Post, que acaba de prohibir a sus periodistas que utilicen la famosa red de microblogging para debatir con los lectores del diario.

Tras un intercambio de tweets en la cuenta de The Washington Post en Twitter, la dirección del diario comunicó en una circular a sus empleados que dejaran de utilizar esta plataforma para debatir con los lectores.

Ninguna cuenta se deberá utilizar para responder críticas y hablar en nombre del diario. Cada periodista de este medio deberá seguir nuestro código de conducta periodística que contempla no usar cuentas personales para hablar en nombre del diario”, podía leerse en la circular.

Detrás de la polémica está un artículo de Tony Perkins en el que el periodista de The Washington Post insinúa que la homosexualidad es un problema de salud mental. Tras su difusión en Twitter, varios usuarios expresaron su malestar a través de la red de microblogging y el personal del diario se defendió publicando también su versión sobre el asunto en forma de tweets.

Según la dirección de The Washington Post, los periodistas se equivocaron en su modo de proceder y no deberían haber respondido a las críticas. “Cuando publicamos una historia, nuestros lectores son libres de responder y nosotros les proporcionamos un lugar para hacerlo. A veces entramos en un diálogo privado con ellos, pero cuando el debate llega a las redes sociales, es como si permitiéramos al lector escribir una carta al director y luego publicáramos también nuestra respuesta. Y eso es algo que no hacemos”, explican desde The Washington Post.

Tras la polémica decisión, no se han hecho esperar las críticas. “Prohibir a los redactores entrar en discusión con sus críticos es negarles libertad de los periodistas y a los ciudadanos”, asegura Roy Greensdale en The Guardian.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir