líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Trump decapita la libertad en la última portada de Spiegel y medio mundo se "desangra"

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La última y controvertida portada del semanario alemán Der Spiegel se las ha ingeniado para generar toneladas y toneladas de conversaciones durante los últimos días. Y no es para menos. La primera plana del último número de la publicación germana la protagoniza un Donald Trump que ejerce sanguinario verdugo de la icónica estatua de la libertad. En una mano el nuevo presidente de los Estados de América porta orgulloso la cabeza sangrienta de la mítica estatua mutilada, mientras que en la otra mano empuña un cuchillo manchado de sangre.

El carácter deliberadamente controvertido de la última portada de Der Spiegel ha hecho correr regueros de tinta (y de bits) durante los últimos días en la patria chica de su protagonista. The Washington Post califica la ilustración de absolutamente “imponente”.

“Siempre pensé que los alemanes eran algo suaves en su proceder”, escribe, por su parte, un atónito Joe Scarborough, presentador de la NBC, en su perfil en Twitter. “Oh, dios mío”, apunta su colega Brad Jaffy en la red social de microblogging.

También el diario The Hill, volcado sobre todo y ante todo en informaciones sobre el Congreso de Estados Unidos, se ha hecho eco de la portada. Y BuzzFeed, que se ha tomado la molestia de analizar las reacciones provocadas en la red por la portada de Der Spiegel, concluye que la gente está definitivamente en shock.

Detrás de la portada de la discordia está el artista de origen cubano Edel Rodríguez, que llegó a Estados Unidos en los años 80 en calidad de refugiado político. En declaraciones a The Washington Post, Rodríguez tilda el controvertido veto migratorio de Trump de “decapitación de la democracia, de decapitación de un símbolo sagrado”.

En términos muy similares se pronuncia Klaus Brinkbäumer, redactor jefe de Der Spiegel. “En nuestra portada el presidente estadounidense decapita un símbolo que desde 1886 da la bienvenida a Estados Unidos a los inmigrantes y a los refugiados y que es sinónimo de democracia y libertad”, señala Brinkbäumer en declaraciones a la agencia dpa.

Sobre el parecido que han visto algunos en el verdugo retratado en su portada por Der Spiegel con los miembros de la milicia terrorista de ISIS (que practican también la decapitación) Brinkbäumer evita, sin embargo, pronunciarse.

Otra publicación que ha utilizado la legendaria estatua de la libertad como símbolo de la democracia apuñalada en la América de Trump es The New Yorker. La portada del último número de la revista estadounidense la protagoniza la antorcha, extinguida (supuestamente por Trump), de la estatua de la libertad.

 

Estos han sido los anuncios ganadores (y los perdedores) de la Super BowlAnteriorSigueinteApple, Alphabet, Facebook, Microsoft y Amazon cierran un trimestre histórico

Contenido patrocinado