Medios

A los millennials la TV les acelera más el corazón que YouTube

La TV se agarra con más fuerza al veleidoso corazón de los millennials que YouTube

Puede que los millennials consuman el vídeo online en cantidades industriales, pero la televisión genera en ellos conexiones emocionales más fuertes que YouTube.

tvLos millennials consumen cantidades ingentes de contenidos en la red de redes y parecen haber dejado relegada a un segundo plano a la televisión de toda la vida. Sin embargo, la antediluviana “caja tonta” continúa ganando la partida al vídeo online en lo que a la generación de conexiones emocionales se refiere. Así se desprende al menos de un reciente estudio de Video Advertising Bureau (VAB).

De acuerdo con este informe, el 40% de los jóvenes adscritos a la Generación del Milenio se toma la molestia de ver en directo sus programas favoritos de televisión.

En cambio, cuando lo que está en juego es el visionado de sus programas favoritos en YouTube, sólo el 29% de los millennials hace el esfuerzo de contemplarlos el mismo día que estos ven la luz.

El estudio de VAB define los shows originales de YouTube como aquellos engendrados por personalidades de renombre y disponibles única y exclusivamente a través del canal de vídeos de Google.

Enfrentados a los contenidos emanados de la televisión, los miembros de la Generación Y experimentan asimismo un abanico más amplio de emociones que otros grupos de edad.

En términos generales los programas de televisión generan en los millennials más respuesta emocional que los shows de YouTube, llevando a los interpelados reír a carcajadas, a enfadarse o disgustarse e incluso a llorar.

La relación (extraordinariamente estrecha) de los millennials con sus programas favoritos de televisión puede llegar a influir, por otra parte, en sus decisiones de compra.

El 43% de los jóvenes adheridos a la Generación del Milenio dice haber comprado en alguna ocasión productos mostrados en la pequeña pantalla. Entre los adultos el porcentaje desciende hasta el 40%.

Más diferencias son apreciables entre adultos y millennials cuando el “brand awareness” y el visionado de programas de televisión tienen lugar al unísono. El 43% de los millennials afirma haber comprado un producto que llegó en su momento a sus ojos mientras veía un programa en la televisión. Esta proporción es de tan sólo un 25% entre los adultos.

De manera similar, el 43% de los jóvenes adscritos a la Generación del Milenio admite haber comido en un restaurante porque su chef había aparecido previamente en un show de televisión. Y el 40% ha visitado una localización concreta o ha ido de vacaciones a un determinado lugar después de haber visto dicha localización en la televisión.

Prueba de las conexiones emocionales que la televisión es capaz de despertar en los millennials son los comportamientos derivados de la denominada “segunda pantalla”. El 52% de los millennials hace “like” o “follow” en los perfiles en Facebook y en Instagram de sus programas de televisión favoritos (o en su defecto de sus actores y sus personajes). Y el 45% comparte a través de Facebook, Instagram y Twitter contenidos sobre sus shows predilectos en la pequeña pantalla.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir