Medios de comunicación

Saltan las alarmas en la entidad pública

TVE termina 2019 con los peores datos de audiencia de su historia

Uno de los problemas a destacar para estos pésimos datos es, sin duda, la falta de estabilidad organizativa dentro de la institución ya que continúa en la interinidad respecto de la elección de los nuevos dirigentes del Consejo de Administración.

tve audiencia

Era una realidad que ya venía asomando la cabeza desde hacía tiempo y que no se ha hecho esperar: la cadena pública (TVE) termina este 2019 con los registros de audiencia más bajos de su historia. Existen varios motivos para que esto ocurra, entre ellos, la incertidumbre política que no ha dejado a la entidad pública avanzar hacia un futuro digital y en constante evolución.

Ya en informes de años precedentes, elaborados por Barlovento Comunicación con datos de Kantar, se indicaba que la televisión pública debía encontrar un nuevo modelo de negocio para la era digital y atendiendo a las nuevas necesidades de la ciudadanía en una era presidida por la conectividad permanente y en un contexto de máxima disrupción en el mercado e industria del ecosistema televisivo-audiovisual. Es decir, un nuevo modelo de gestión de la televisión pública.

Uno de los problemas a destacar para estos pésimos datos es, sin duda, la falta de estabilidad organizativa dentro de la institución ya que continúa en la interinidad respecto de la elección de los nuevos dirigentes del Consejo de Administración, entre los cuales debería seleccionarse al máximo ejecutivo de la sociedad de forma estable para que lleven consigo la toma de decisiones en una industria donde la "velocidad exponencial" preside el diario vivir, tal y como señala el informe.

Y es que, la audiencia de TVE -en contreto de La 1, indica que es la tercera opción elegida por los ciudadanos tras Telecinco y Antena 3. Pero, aún así, su cuota de pantalla baja de los dos dígitos (9,4 %) cuando en 2017 ponderaba el 10,5 %. En los meses de junio, julio y agosto La 1 obtenía récords históricos negativos al registrar una cuota de pantalla de 8,7 %, 8,6 % y 8,7 %,respectivamente en cada uno de los meses indicados. Todos estos datos hacen saltar todas las alarmas para una cadena histórica con bagaje y posibilidades.

También los informativos de la cadena llevan tiempo sufriendo idas y venidas que no le dejan prosperar por la infinidad de dimisiones y nombramientos, además de renuncias. Es el caso de la periodista Almudena Ariza que, al no conseguir en la votación preceptiva reunir un porcentaje que ella consideraba imprescindible, ha renunciado a dirigir el portaviones de las noticias de TVE. Los informativos de TVE también son la tercera opción, consiguiendo la audiencia media más baja de su historia.

También cabe señalar la interinidad y provisionalidad del equipo directivo, con Rosa María Mateo al frente, que  tampoco redunda en una estabilidad y oportunidades formidables para la televisión pública nacional. Antes, al contrario, contexto de inestabilidad organizativa permanente, merma importante de la audiencia y equipos directivos sin tiempo para desarrollar modelos de negocio a medio y largo plazo.

Te recomendamos

Eficacia

SrBurns

Criteo

Captain Wallet

Compartir