Medios

UN DIARIO SE HACE GRATUITO PARA SALVARSE DE LA CRISIS

En un momento en el que las casas editoriales no saben qué hacer para obtener más ingresos, el periódico británico de prestigio Evening Standard decide convertirse en diario gratuito y aumentar su tirada para resistir la crisis.

La mayoría de las cabeceras tratan de aumentar hasta un límite aceptable el precio por ejemplar para compensar la pérdida de lectores y de publicidad. Sin embargo, el tradicional diario londinense Evening Standard, con 182 años de antigüedad, ha aumentado su tirada de 250.000 a 600.000 ejemplares y ha empezado a repartirse de forma gratuita por las calles de Londres desde el pasado 12 de octubre.

Esta maniobra llega en un momento en el que los diarios gratuitos se consideran “superados” en Reino Unido. A mediados de septiembre, Rupert Murdoch (News Corp.) clausuró el diario gratuito The London Paper tras tres años de andadura y con una tirada de 500.000 ejemplares, por las elevadas pérdidas que sufría. Su competidor London Lite, antes Standard Lite, con una tirada diaria de 400.000 ejemplares, espera obtener beneficios por primera vez en sus cuatro años de historia.

London Lite pertenece a la misma editorial que Metro, Associated Newspapers (AN), que casualmente también es propietaria de Evening Standard desde que el magnate ruso Alexander Lebedev adquiriese el diario en su totalidad a principios de 2009. Esta editorial tendría así cubierto prácticamente todo el mercado de diarios gratuitos de Londres. Evening Standard era el único diario de pago que quedaba en Londres y ya desde 2006 se especulaba con la necesidad de que tuviese que hacerse gratuito.

El director ejecutivo de Evening Standard, Andrew Mullins, se muestra optimista y espera que el diario empiece a cubrir gastos en un plazo de tres años sin perder su carácter de periódico de prestigio, que por lo tanto costea a renombrados y caros autores.

Según el diario Guardian, las pérdidas anuales de Evening Standard se elevan a casi 13 millones de euros y su tirada no ha dejado de reducirse: de 443.000 ejemplares en 2000 a 225.000 en julio de 2009, de los cuales solo 128.000 son pagados.

Ante estas cifras, es patente que el diario no ha asumido el modelo de negocio gratuito por gusto, sino por necesidad de combatir la caída de la tirada y de los ingresos publicitarios. “Estamos en mejor posición para aumentar nuestros ingresos que bajo el modelo de pago”. Con el nuevo modelo se pierden los 13 millones de euros de ingresos, pero también se ahorran más de cinco millones de euros en marketing.

Sin embargo, algunos expertos critican que con la nueva forma de distribución no se atiende adecuadamente a los lectores habituales y que el diario puede perder su relevancia como voz de la ciudad.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir