líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Medios de comunicación

"Una vez compré el EGM... Aquello fue dantesco"

«Una vez compré el EGM. Aquello fue dantesco». Con estas palabras Rafael Pérez del Puerto, vicepresidente de COPE, confesaba al periodista José Antonio Abellán , el 1 de septiembre de 2009, haber pagado 8 millones de pesetas por aparecer líder en el ranking de audiencia de AIMC.

Así lo desvela el propio Abellán a través de una grabación de audio en su emisora Radio 4G y en la que se escucha a Pérez del Puerto hablar con total normalidad de la manipulación del Estudio General de Medios a cambio de dinero en el año 1998.

«La vez que es líder COPE, por única vez con Antonio Herrero… Este cura lo compró», continúa la grabación que además ofrece detalles sobre cómo supuestamente se habría dado esa compra de audiencia.

Así, cuando Abellán se interesa por el método que se habría utilizado Pérez del Puerto responde que la transacción se hizo a través de una maleta que, según sus propias palabras, contenía 8 millones de pesetas o para él «cuatro duros».

Aunque asegura no haber acudido en persona a la entrega del maletín sino haber «utilizado» a Pedro Díez, ahora ex director general de COPE, para ello. Con respecto a quién se lo entrega, Pérez del Puerto es claro: «al de AIMC».

Sin embargo, el posible amaño de los resultados de las audiencias de radio no acaba ahí pues, la conversación continúa con Pérez del Puerto asegurando que hubo una segunda ocasión (en el año 2003) en la que hizo «un pacto con Augusto Delkader (presidente de Cadena Ser) para que nos dejase en dos millones de oyentes».

Pero este acuerdo nunca llegó a aprobarse a causa de la negativa de Federico (Jiménez Losantos) a acatar la prohibición de «meterse con Polanco».

No es la primera vez que el periodista denuncia estos teóricos amaños de la emisora en la que trabajó durante largo tiempo, y con la que mantiene una tensa relación desde su salida forzada de la compañía, pues ya en 2006 y posteriormente en 2013 lo hizo público a través de su blog «La verdad os hará libres».

En él, Abellán se propuso desvelar todos los detalles sobre las supuestas presiones que habría recibido de la cadena para forzar su salida y asegurar su silencio.

Con respecto al EGM el locutor escribía: «Investigación del EGM. Una obra maestra. Tiempo después un ejecutivo me dijo: «El EGM una vez lo compré (1998) y otra lo negocié (2003)». Unas palabras que causaron gran revuelo en ese momento pero que carecían de mayores detalles.

No obstante, en el mismo año 2006, la AIMC también sacó sus armas contra la cadena denunciando la existencia de «una trama» por parte de la COPE para «manipular» la audiencia de radio.

Así, la asociación detectó, debido al sorprendente aumento de audiencias de algunos programas de la cadena en ciertas localidades, falsos entrevistadores durante la primera oleada del año que en realidad eran periodistas infiltrados de la cadena episcopal.

El propio Abellán reconoció, por entonces, su responsabilidad sobre estos hechos con el objetivo de demostrar la facilidad con la que se pueden manipular los datos del EGM, tras declarar que «el 95% de esos sondeos sobre medios y el 99% de los de consumo presentan irregularidades de algún tipo por lo que deberían ser invalidados».

Ahora, la salida a la luz de las grabaciones ponen de nuevo en entredicho la validez del EGM que tanto ha dado que hablar a lo largo de los últimos años.

La división digital de Publicis se devalúa miles de millones por un plan "demasiado ambicioso"AnteriorSigueinteLa ficción sí que supera la realidad: Todo lo que su marca debería aprender de las series

Noticias recomendadas