líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Uno de cada tres usuarios daría plantón a Netflix si la plataforma se doblegara a la publicidad

Medios de comunicaciónLa publicidad no es bienvenida en Netflix por todos los usuarios

La publicidad en Netflix hace fruncir el ceño a un tercio de los consumidores

Uno de cada tres usuarios daría plantón a Netflix si la plataforma se doblegara a la publicidad

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

El 36% de los consumidores cancelería su suscripción a Netflix si la plataforma diera la bienvenida a la publicidad en sus dominios.

Netflix, que otrora cerró siempre la puerta a la publicidad, está dispuesto a poner ojitos a los anuncios para seguir dando alas a su crecimiento (peligrosamente empantanado desde hace algún tiempo). Sin embargo, lo cierto es que no todos los usuarios de la célebre plataforma de vídeo en streaming celebrarían la llegada de la publicidad a Netflix.

De acuerdo con un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por LoopMe, el 36% de los consumidores cancelería su suscripción a Netflix si la plataforma diera la bienvenida a la publicidad en sus dominios.

Así y todo, una proporción muy similar de consumidores (el 33,7%) da cuenta de su disposición a pagar tarifas más económicas en Netflix gracias a los anuncios (si bien los hombres se muestran más inclinados que las mujeres a esta posibilidad).

Los resultados del informe son parcialmente esperanzadores para Netflix, que está contemplando actualmente la posibilidad de ofrecer al espectador suscripciones más económicas mediante la inserción de anuncios.

El mes pasado los títulos de Netflix sufrían un prolapso de casi el 40% en los mercados bursátiles tras anunciar que había perdido casi 200.000 suscriptores durante el primer trimestre del año. La compañía anunció entonces que la publicidad podría recalar en Netflix en un plazo de uno o dos años.

Las razones de índole financiera juegan un rol absolutamente preponderante en la cancelación de suscripciones

Solo el 14% de los casi 3.000 suscriptores consultados en su informe por LoopMe están suscritos a algún servicio de vídeo en streaming, aunque la mitad confiesa estar utilizando Netflix (un síntoma más que inequívoco de que las contraseñas compartidas constituyen efectivamente un problema de primerísimo orden para Netflix). La propia empresa de Los Gatos calcula que alrededor de 100 millones de hogares comparten contraseña de Netflix.

Por otra parte, el informe el LoopMe pone de manifiesto que el consumidor está dispuesto a apretarse el cinturón en vista de la inflación y el crecimiento galopante de los precios. El 47% de los consumidores cita, al fin y al cabo, el precio como la principal razón para cancelar una suscripción a un servicio de vídeo en streaming. Además, el 9% declara haber cancelado alguna suscripción en el transcurso del último año.

Más allá del precio, el 10,4% de los consumidores se refiere asimismo a la existencia de ofertas más competitivas en el mercado como argumento para cancelar suscripciones a plataformas de vídeo en streaming. El 8,5% cita también la presencia de publicidad y el 5,6% coloca bajo los focos la irrelevancia de los anuncios que se abren paso en muchas plataformas de vídeo en streaming.

De todos modos, no son solo razones de naturaleza financiera las que mueven al consumidor a cortar amarras con determinados servicios de vídeo en streaming. El 29,% de los consumidores cancela suscripciones por la ausencia de contenido interesante en las plataformas donde decide darse de baja.

 

Una niña le "roba" el papel a Tom Cruise en "Top Gun" en esta acción que rompe estereotiposAnteriorSigueinteEstas son las ediciones de Eurovisión con más audiencia, con Rosa y el Chikilicuatre en cabeza

Contenido patrocinado