Medios

De cara a 2020

Uteca exige al gobierno una nueva ley que ponga fin a las asimetrías regulatorias del sector

Esta organización reclama, entre otras cosas, equiparar las exigencias de la regulación vigente para igualar el control existente para la tv pública y la tv en streaming

asimetrías regulatorias

Uteca parece que vuelve a la carga en su empeño por impulsar una nueva normativa audiovisual que de por finalizadas las “asimetrías” que esta organización detecta en la regulación de nuestro país. En concreto, especifica que el problema principal reside en las diferencias regulatorias entre operadores tradicionales, contra los que ya ha cargado en alguna ocasión también, y los que trabajan en internet, como Netflix, HBO, Amazon Prime Video o Disney Plus.

La Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca) pone así su punto de mira en la televisión en streaming, tras haber luchado de igual forma contra viento y marea contra la regulación existente en materia de TV pública. De este modo, la asociación duplicará en 2020 sus reclamaciones al próximo Gobierno y al Parlamento, “para que legislen de forma equitativa, con el objetivo de que todos los prestadores de servicios audiovisuales tengan los mismos derechos y obligaciones en materia fiscal, de inversión, publicitaria y de protección a los menores”.

“El reto de las televisiones asociadas en Uteca, en el que centraremos todos nuestros esfuerzos, es lograr que la nueva ley acabe con las asimetrías regulatorias entre los operadores tradicionales y los nuevos, que operan únicamente a través de internet, y que desde su nacimiento carecen de una regulación que los equipare en derechos y obligaciones a las televisiones privadas en abierto”, indican desde Uteca.

Desde la asociación continúan explicando que la situación actual ha comenzado a generar un entorno competitivo “desequilibrado, con una grave anomalía, que penaliza y lastra el negocio de los canales nacionales”.

En este sentido, Uteca estima que los operadores televisivos más arraigados en España son precisamente los que están sufriendo más esta situación. Son los más castigados, los más regulados y los más vigilados curiosamente aquellos concebidos como los creadores de la potente industria audiovisual y televisiva española. En definitiva, los grupos más grandes y más comprometidos con España, generadores de miles de empleos y contribuyentes importantes a la riqueza económica, social y cultural de nuestro país.

“Frente a esta realidad, las televisiones en abierto nos encontramos con unos nuevos competidores, incluyendo las grandes plataformas de vídeo, sin apenas regulación en materia publicitaria y protección al menor, con un pago testimonial de impuestos en el país de destino de su negocio y que carecen de la obligación de invertir en producción europea y española”, sostiene finalmente la asociación.

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

Podcast

Compartir