Medios

VANITY FAIR SALDRÁ EN EL AÑO DE LA RECESIÓN PUBLICITARIA

“No salimos en un año fácil” comentó Javier Pascual, consejero delegado de Condé Nast en España a Expansión, a propósito del lanzamiento de Vanity Fair en el país. La revista, referente femenino en Estados Unidos, saldrá a la venta este septiembre tras haber realizado varios estudios de mercado en los que se avala su rentabilidad. Planificada para estar en los quioscos con periodicidad mensual, la empresa destinará hasta final de año nueve millones de euros en su aparición en este mercado.

2008 está siendo un año de ralentización para el sector publicitario. Los anunciantes invierten menos en publicidad en prensa y eso está haciendo que muchas editoriales se resientan. Sin embargo, las previsiones de Condé Nast son alentadoras para este ejercicio: predicen un crecimiento del 10%, hasta alcanzar unos beneficios de 62 millones de euros.

Además, confían en que Vanity Fair, sea todo un éxito. Ya que, tal y como declaró Pascual a Expansión: “Tiene un hueco claro en el mercado, que actualmente no cubre ninguna revista”. Y añadió: “Tenemos un nicho de mercado estable, y aunque se nota menor inversión publicitaria este año, nosotros, por el tipo de anunciante y lector que tenemos, creceremos al mismo ritmo que años pasados”.

Pero para que el modelo siga funcionando la compañía tendrá que hacer algunos ajustes. Como explicó el consejero delegado al diario financiero, la idea es nivelar la balanza, de suerte que un abaratamiento de tarifas se palíe con más páginas de publicidad. Hoy por hoy, las ventas sólo suponen un 30% de las ganancias de las cabeceras del grupo, mientras que la publicidad aporta el 70%.

El futuro de la prensa femenina es bastante oscuro para Pascual, ya que considera que esta crisis acabará desembocando en una desaparición de magazines. “Las publicaciones del segmento de precios más bajos y las más altas sobrevivirán a esta evolución del mercado”, concluyó el consejero delegado.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir