Medios

VECINOS DE MADRID SE QUEJAN DE LA UBICACIÓN DE LOS NUEVOS SOPORTES PUBLICITARIOS

Los habitantes del número 124 de la calle Embajadores sufren de desesperación. Delante de su inmueble han montado una valla publicitaria de tres metros de altura a la que han bautizado popularmente con el nombre de Chirimbolo. El renombrado soporte supone un engorro para la circulación de habitantes y transeúntes y además priva de luz y vistas a los inquilinos del primer piso del edificio.

Para más inri, delante de la valla han cavado una zanja de 50 metros para poder realizar la instalación eléctrica del aparato y así poder ponerlo en funcionamiento. Los vecinos, se sienten doblemente agraviados ante esta situación, ya que los obreros que han realizado la obra ni siquiera han cerrado la zanja, sino que simplemente la han vallado y la han dejado tal cual.

A pesar de su carta de protesta al ayuntamiento, sus protestas han sido desoídas. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón prometió cambiar la ubicación de una de cada cinco vallas, pero parece que la suya no estaba en la lista afortunada.

Desiderio, presidente de la comunidad de vecinos del edificio afectado, ha declarado a
El Mundo: “Al principio pensé que vendrían a quitarlo en breve, sobre todo cuando comprobé que habían retirado el de la calle de Génova. Pero no, parece que las circunstancias que valen para un sitio no sirven para otro”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir