Medios

Vencedores y vencidos en las ondas tras el batacazo radiofónico que nos deja el EGM

emisora-radio¿Qué le está pasando a la radio generalista? Esta es la pregunta que cada vez más profesionales de la información y los medios se hacen sin encontrar una respuesta que parezca resultar lo suficientemente convincente.

Los datos publicados en la segunda ola del EGM de este 2016 nos dejan una conclusión bastante preocupante: desde 2011 no se registraban unos datos tan malos. A modo de resumen vemos que grandes nombres como la Cope o La SER han reportado oyentes por debajo de su barrera psicológica.

En datos comprobamos que el escenario es aún más dramático. La radio ha perdido en tres meses un total de 667.000 oyentes en relación a la anterior ola del EGM. Esto quiere decir que hemos pasado de los 12.295.000 oyentes a los 11.628.000. Cifra que se traduce en una penetración del 46,8% frente al 47,9% y 48% registrados en 2010 y 2011 respectivamente.

Una fotografía que debería encender todas las alarmas tal y como analiza Gorka Zumenta, consultor y formador en comunicación y radio a través de su blog. Señala que lo habitual es que durante la segunda ola siempre se registren datos bajos para la radio. Pero nunca como estos.

Aunque el factor meteorológico puede influir en cierto grado (más horas de luz y buen tiempo hacen que la radio generalista pierda oyentes en pos de las musicales), hay algo más. Eche un vistazo al gráfico que le ofrecemos a continuación en el que se comparan los datos con internet:

penetracion radio internet

“La reiteración de la actualidad política de nuestro país, paralizada por una negociación baldía, e insufrible, acompañada del propio cansancio, transmitido ‘involuntariamente’ por los propios conductores de los grandes programas informativos de la mañana han retrocedido el interés de los oyentes por mantenerse enganchados a su cadena de radio habitual, y han optado por alternativas más divertidas y menos rutinarias o frustrantes”, escribe Zumeta.

Una situación que hace aún más destacable le hecho de que COPE y RNE ganen entero respecto al informe del pasado año. En el caso de la pública comprobamos que suma 81.000 oyentes.

Los datos relativos a Cope son positivos alcanzando los 2.666.000 oyentes aunque supone 169.000 oyentes menos que en la anterior.

El batacazo se lo ha llevado La SER. La emisora de Prisa registra un total de 458.000 oyentes menos que en la oleada anterior y 416.000 en un año.

Cabe señalar que las pérdidas se registran en todas su franjas siendo más acusadas en el programa Hoy por Hoy. El buque insignia se deja en esta oleada 344.000 oyentes (10,5%) siendo el dato interanual del 218.000 oyentes (6,9%). Destacar que en tan solo una oleada ha pasado de los 3.272.000 oyentes a los 2.928.000.

Vemos que otros programas como La Ventana y Hora 25 se quedan en los 900.000 y 1,2 millones oyentes respectivamente.

En el caso de Onda Cero comprobamos (para alegría de Atresmedia) que es la emisora que menos pierde situándose en 1.849.000 oyentes perdiendo únicamente 50.000 seguidores. “Tras el batacazo inicial provocado por la marcha de Herrera a Cope, la cadena verde parecía recuperarse, y frenar la caída. Parece que es mejor que el golpe sea fuerte, y único, y no gotee en diferentes olas, trasladando una imagen de globo desinflado”, recalca Zumeta.

Es innegable que la radio ha sufrido un duro varapalo en esta segunda oleada del EGM y todo parece apuntar a que la causa es algo tan preocupante como el desinterés informativo que genera. Ahora es momento de reflexión y analizar qué es lo que está fallando y quizás deberían ser las emisoras las que escuchen a sus oyentes para llegar a la raíz del problema.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir