Medios

El vídeo en streaming sostenido por publicidad, una modalidad al alza

El vídeo en streaming sostenido por publicidad roba a Netflix más flashes de lo que parece

El 45% de quienes consumen regularmente vídeo online dicen hacer uso principalmente de servicios sostenidos por publicidad, según un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por IAB.

streamingNo sólo de Netflix y servicios análogos liberados de las garras de la publicidad vive el vídeo en streaming. Según un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por IAB, el 45% de quienes consumen regularmente vídeo online dicen hacer uso principalmente de servicios sostenidos por publicidad.

Aquellos espectadores que más beben los vientos por el vídeo en streaming acompañado de anuncios son los jóvenes de entre 18 y 34 años.

Los discípulos de esta modalidad de vídeo en streaming (que son generalmente gratuitos) gozan sorprendentemente de más ingresos que la media. El 34% de quienes sus usuarios de servicios OTT apoyados por publicidad tienen unos ingresos anuales superiores a los 75.000 dólares.

Entre los espectadores de servicios OTT sustentados por la publicidad predominan los hombres, las personas de raza negra, los asiáticos y los hogares con niños.

Quienes apuestan principalmente por el vídeo en streaming sostenido por la publicidad ven, por otra parte, 10,4 horas de televisión por cable a la semana (frente a las 14,7 horas semanales de los espectadores que consumen única y exclusivamente contenidos audiovisuales a través de la pequeña pantalla).

El 52% de los espectadores de los servicios OTT financiados por los anuncios ha renunciado por completo a los servicios de televisión por cable (o ha mermado en ellos el gasto), alegando que en las plataformas de vídeo en streaming hay alojados contenidos de mayor calidad.

Entre los servicios que al otro lado del charco ofrecen vídeo en streaming sostenido por publicidad destacan YouTube, Pluto, Roku Channel, Vevo y Hulu.

Quienes consumen vídeo en streaming sazonado con anuncios están lógicamente mucho más receptivos a la publicidad que quienes apuestan por plataformas basadas en modelos de suscripción de pago como Netflix. El 59% declara que no tiene inconveniente alguno en toparse de bruces con anuncios con tal de tener acceso a contenidos que resultan de su interés. Entre los usuarios de Netflix y compañía el porcentaje desciende hasta el 47%.

Los adeptos del streaming sostenido por los anuncios están además más predispuestos a seguir a influencers en las redes sociales. El 25% ve regularmente vídeos de personalidades de YouTube, frente al 17% de aquellos que apuestan fundamentalmente por las plataformas de streaming de pago.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir