Medios

Las webs de los publishers ganan en velocidad de carga con el RGPD

Las webs de los publishers se liberan de su caparazón de "tortugas" con el nuevo RGPD

Convenientemente "adelgazadas" de publicidad, las webs de los publishers que operan en la Unión Europea están ganando en velocidad de carga tras la entrada en vigor del RGPD.

A fin de cumplir adecuadamente con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) las webs de los publishers que operan dentro de la Unión Europea han "adelgazado" ostensiblemente y su dieta (forzosa) se está traduciendo en una mayor velocidad de carga y también en una mejor experiencia de usuario. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la empresa especializada en "digital experience intelligence" Catchpoint.

La versión estadounidense de la web del diario USA Today tiene, por ejemplo, una velocidad de carga de 9,86 segundos tras la entrada en vigor del nuevo RGPD. En cambio, la versión británica de la edición online del célebre rotativo británico se carga en apenas 0,42 segundos. Los tiempos de carga de idéntica web aumentan sensiblemente hasta los 0,75 segundos en Francia y los 0,51 segundos en Alemania.

En la presteza con que se cargan las webs de buena parte de los publishers desde la entrada en vigor del RGPD ha influido de manera determinante la retirada en tales webs de funcionalidades de terceros como servidores de publicidad, servicios y analíticas de Google, y plug-ins de redes sociales.

Las webs de publishers oriundos del otro lado del charco como USA Today, The Verge y The Atlantic están prescindiendo totalmente de la publicidad en sus versiones europeas. Y publishers como Slate, The New York Magazine y Reuters están confiando en Google Doubleclick para hacer llegar sus anuncios a ojos de los internautas europeos.

Los resultados del informe de Catchpoint vienen a confirmar las consecuencias que eran ya previsibles desde el principio bajo el paraguas del nuevo RGPD: que los publishers iban a ver seriamente cercenada su capacidad para dar cobijo a anuncios al tener que prescindir inevitablemente de servicios de terceros (con el foco puesto en la recopilación de datos personales) para llevar a cabo este cometido.

El gran beneficiario del nuevo RGPD sería por lo pronto Google. Según un reciente informe de The Wall Street Journal, el gasto en publicidad digital estaría siendo engullido por los propios servicios publicitarios de Google y alejándose peligrosamente de rivales más pequeños y con mayores dificultades para atenerse satisfactoriamente a lo estipulado por el nuevo RGPD.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir